El rival más veterano espera al Mirandés

El rival más veterano espera al Mirandés

El Real Unión tiene el promedio de edad más alto de los 20 equipos del Grupo II y el segundo más elevado de toda la Segunda División B

ÁNGEL GARRAZA

Llega este próximo domingo un nuevo duelo para un conjunto rojillo que se medirá a un bloque que se caracteriza por la veteranía de sus efectivos. No en vano, es el que presenta el promedio de edad más alto de todo el Grupo II de Segunda B y uno de los más elevados del resto de la categoría. Se acercan conjuntos como el Tudelano, el Arenas, el Racing, la UD Logroñés e incluso el Mirandés, al quedarse todos ellos en torno a los 27, pero el Real Unión es el que acoge a más veteranos con una media que se acerca a los 28 años.

Es, en este sentido, el que emplea a más jugadores con experiencia en sus alineaciones. Una de las razones radica en que en las filas del bloque irundarra se contabilizan futbolistas que acumulan un buen número de campañas en la entidad. El mayor de todos es Mikel Alonso, con 37 años. El de Tolosa es el hermano del exinternacional Xabi Alonso y lleva cuatro temporadas consecutivas en la escuadra de Gal tras jugar, entre otros, en la Real Sociedad, Tenerife y Bolton Wenderers inglés.

El centrocampista ha disputado 16 encuentros de este ejercicio, entre la Liga y la Copa, en los que ha sido titular en doce de ellos. Así que es uno de los que juega con regularidad, al menos con el anterior técnico, Asier Santana.

Otro veterano del plantel blanquinegro es el delantero Joseba Arriaga. El ex de Athletic, entre otros muchos conjuntos (Alavés, Guadalajara, Jaén, Cádiz, Ceuta, Las Palmas, Nàstic, Barakaldo o Amorebieta) sí que ha participado menos hasta la fecha porque su presencia solo consta en tres duelos. Tiene 35 años y es su segundo curso en Irún.

Los 34 tiene el exmirandesista Mikel Martins. En su tercera temporada junto al Bidasoa, contabiliza catorce choques en las dos competiciones oficiales; en doce entró en el once inicial. Es otro de los que interviene con asiduidad en el Real Unión.

Otro miembro de la plantilla, en este caso atacante, es Juan Domínguez. Este mes cumple los 34 y es uno de los exponentes de la continuidad que mantienen los jugadores en este club porque lleva ya seis campañas en el Unión, al margen de otros años en los que defendió a este club durante la primera década de este siglo. Son 16 sus comparecencias durante este ejercicio, de las que 15 datan como integrante de la alineación. También echan mano de su vocación ofensiva. Suma dos dianas.

El navarro Aimar tiene 33 años y con la actual son ya cinco las temporadas que milita en el próximo adversario del Mirandés. Centrocampista, ha sido de la partida en siete citas desde que en el mes de agosto empezó la competición.

Hay más miembros del plantel que superan la treintena. Otro ex del Mirandés, Josu Hernáez, tiene 32, si bien no es uno de los más utilizados hasta ahora al jugar solo en tres compromisos. Cuando se le acabó el contrato con el club de Miranda firmó por el de Irún, donde cumple su segundo año.

El lateral derecho Esnaola (31) sí que forma parte del equipo en los partidos con más frecuencia: 15 comparecencias y todas, desde el pitido inicial del árbitro. Tras jugar allí en la 2010/11 volvió a la entidad guipuzcoana, donde pasa su cuarta temporada de forma consecutiva.

El ex de la Real, Dani Estrada (30), tras pertenecer al club txuri urdin en once temporadas y jugar en el Alavés, de Segunda, se hizo un hueco en el Real Unión, donde lleva dos campañas. El centrocampista es también fijo al contabilizar 16 partidos.

Iker Rodellar jugó con anterioridad en el Mirandés, pero lleva ya cinco años en la escuadra vasca; en 12 choques, 8 como titular, se ha producido su aportación. El donostiarra también tiene 30 años.

Cinco sub-23

Son los más veteranos del Unión, que tiene una media sensiblemente superior a las que registran Tudelano, Racing, Caudal o incluso el Mirandés, equipos que se sitúan en la parte alta de la clasificación en cuanto a la edad de sus futbolistas porque han formado plantillas con mucha experiencia.

Sólo cinco jugadores, Patrick Sequeira (19), Álex Letamendia (19), Ander el Haddadi (20), Mario Capelete (22) e Ignacio Otaño (22) tienen ficha sub 23, mientras que el resto oscila entre los 24 y 28 años.

Cabe recordar que el conjunto rojillo llega a los 27 de media, con dos efectivos de 34 (Prieto y Cervero) y uno de 33 (Melli) como hombres más curtidos en el panorama futbolístico. El resto de miembros del plantel está por debajo de esa edad, si bien el colectivo de Alfaro figura entre los seis más veteranos de un Grupo II con cinco filiales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos