Rivada: «No fue fácil pero me apetecía tomar la decisión»

Rivada: «No fue fácil pero me apetecía tomar la decisión»

El gallego aclara que puede jugar tanto en el centro de la zaga como en el lateral izquierdo y destaca la competencia que tendrá en el equipo

Óscar Casado
ÓSCAR CASADO

Su fichaje tardó en hacerse oficial, aunque el jueves ya entrenó con sus actuales compañeros. De esta manera, Bruno Rivada formalizó su llegada al conjunto de Anduva y ayer tras estar en el banquillo en Tafalla, realizó sus primeras declaraciones como rojillo. Antes de esto, el director deportivo, Jesús Seba, destacó del gallego «que pese a su juventud lleva tres años en la categoría de bronce, con más de cincuenta partidos y ha jugado play off».

Tras esta breve presentación, Rivada explicó que no fue fácil salir de Pontevedra, un lugar en el que «llevaba muchos años y en el que me encontraba muy a gusto, pero la vida son experiencias y hay que tomar decisiones y me apetecía tomarla», confesó el gallego que firma hasta final de temporada.

Pero tras tomar la decisión, y después de que ambos clubes llegaran a un acuerdo, Bruno destacó que en los días que lleva en Miranda con sus nuevos compañeros, las sensaciones son «muy buenas, tanto en el grupo humano, las instalaciones y el club en general». En este poco tiempo, el central ha percibido que el conjunto rojillo tiene «una estructura muy profesional, con las ideas muy claras y un objetivo muy marcado».

Bruno Rivada viene a cubrir dos demarcaciones gracias a su polivalencia. En este sentido, el defensor también explicó que ha jugado de central derecho, por lo que podría ocupar tanto ese flanco como el izquierdo o escorarse más al lateral. «En cualquiera de las tres me encuentro muy cómodo», resaltó Rivada, que no esconde que la competencia está muy presente.

Un factor, el de la rivalidad por jugar, que «es muy bueno para aprender y es algo que es muy positivo», afirmó Rivada que, teniendo en cuenta su juventud, reconoció que «estamos aquí para aprender y aportar lo máximo». En esta línea, también defendió que ponerse a la órdenes de Pablo Alfaro, con su experiencia en el puesto al que viene a ocupar, es algo que también puede ser positivo para su evolución.

Las ideas muy claras

Al margen de lo que supone su llegada al equipo de Anduva, Rivada ya ha podido ver a sus compañeros en acción. Desde el banquillo de San Francisco vio el encuentro ante la Peña Sport. Un duelo del que destacó que el equipo «en cualquiera de las líneas es muy completo, con un juego muy claro y un estilo definido».

De esta manera se presentó el segundo refuerzo en este mercado de invierno tras la llegada de Undabarrena procedente del Leioa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos