«Es todo un reto para nosotros jugar con tanto ambiente ante el Mirandés»

El técnico asegura que «es un partido diferente al resto; intentaremos ser un equipo aguerrido, con buen trato de balón, pero también podemos utilizar otras herramientas»

ÁNGEL GARRAZA

El entrenador (Arrasate, 1971) asumió este verano las riendas del Vitoria tras entrenar al Leioa, donde firmó dos sobresalientes temporadas.

– Es su primera experiencia al frente del Vitoria, en Segunda B. ¿Qué tal ha comenzado el curso?

–Estamos contentos. Tenemos una plantilla muy joven, pero estamos compitiendo muy bien salvo el partido ante el Logroñés, que estuvimos muy mal. En todos los demás hemos competido, aunque hay mucho que mejorar.

– ¿Hay más o menos exigencias en un filial, que acaba de subir por primera vez en su historia a la división de bronce?

–Evidentemente, tenemos la obligación de formar y de propiciar que los jugadores puedan estar cerca o pasen al primer equipo, pero no podemos descuidar el deber de competir. Hay que competir formando, esa es nuestra filosofía, competir con nosotros mismos cada semana y con el rival.

–¿Se está acoplando el equipo a la categoría a pesar de su juventud y de ser la primera presencia del club en Segunda B?

–Sí, hacemos partidos de una calidad alta, pero no los llegamos a cerrar. Cometemos errores, no concretamos en la portería y es un bloque joven, al que le falta experiencia en la categoría, eso es verdad. Son partidos muy igualados, el equipo está muy bien, pero en momentos determinados cometemos fallos, que nos cuestan puntos. Va con la formación, a ver si somos más sólidos y dejamos la portería a cero, que es la clave en esta categoría.

–Garitano, técnico del Bilbao Athletic, decía la semana pasada que medirse al Mirandés es una buena piedra de toque para su equipo, igual de joven. ¿Está de acuerdo?

–Sí, está claro. Todos los partidos, para nosotros, son muy complicados, cada uno tiene su particularidad. Y el Mirandés tiene un potencial increíble. Creo que es un equipo que va a estar muy arriba porque tiene muy buenos jugadores, así que para nosotros es un reto ilusionante y apasionante. Nos sirve para seguir creciendo. Ilusión y pasión el domingo no nos va a faltar, pero tenemos que estar tranquilos ante todo esto.

–¿Qué es lo que más le ocupa y destacaría del Mirandés?

–Es un rival muy potente, tiene futbolistas que han estado en categorías profesionales y es un equipo a tener en cuenta. Tiene dos laterales que se incorporan mucho, sobre todo Kijera por banda izquierda; dos centrales, como Melli y Puerto, que intentan sacar el balón jugado, con la inclusión de Rúper. Por fuera, tiene muchísimo desequilibrio, con Yanis, que da mucha profundidad; Borja tiene calidad, Antonio Romero, por dentro, se mueve muy bien y cómo no, Cervero. En los centros laterales es muy peligroso, así que nuestra labor será sacar a este jugador del área. Es un bloque potente, con muchas individualidades.

–No se puede hablar de derbi porque hace más de 50 años (54) que ambos equipos no se miden en competición oficial. Pero dada la cercanía entre las ciudades y que habrá mucha afición de Miranda, ¿se trata de un partido especial y diferente?

–Sí, es importante que la gente acuda a los estadios. Va a venir mucha gente de Miranda y para nosotros también es bonito jugar ante más público y que haya ambiente. Es importante, tiene que ser una fiesta y en este tipo de ambientes hostiles tenemos que saber competir.

– Pero juegan en casa...

–Sí, pero con mucho menos público del que habrá este domingo. Para nosotros, es un reto jugar y recibir a rivales de esta entidad y vamos a dar todo para intentar ganar.

– Es filial del Eibar, un equipo de otra ciudad y en Vitoria, todos los focos se los lleva el Alavés. ¿Cómo se lleva eso, tener mucho menos reconocimiento y seguimiento en su propia localidad?

– Somos un filial atípico, del Eibar. Estamos en una estructura profesional, personalmente estoy muy contento. Estamos trabajando con gente joven, que siempre es muy distinto a trabajar con otro tipo de futbolistas, lo que siempre tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Estamos a las órdenes de un referente como es el Eibar y eso, es una buena noticia para todos. Intentamos crecer todos un poco más este año y que los jugadores estén cerca del primer equipo.

– ¿Qué ha motivado el espectacular crecimiento del Eibar estos años, un club modesto de una ciudad muy pequeña?

– La verdad es que las cosas no surgen por casualidad. Y esto tampoco ha sido así. Ha trabajado muy bien en categorías inferiores, en Segunda División hizo muy buenas campañas y todo lo que se genera desde la base, trabajando muy bien, tiene resultados. Dispone de un equipo en Primera, otro en Segunda B, además de uno en División de Honor juvenil, lo que habla muy bien de la organización que tiene el Eibar en todos los sentidos.

– Volviendo al partido del próximo domingo, ¿qué Vitoria se verá este domingo?

– Un equipo con personalidad. Nos identificamos con unos valores y damos más importancia a lo nuestro que al rival. Es verdad que hay muchos potentes, como el de este domingo y que también hay que saberse adaptar a él, pero queremos ser un equipo con mayúsculas. Cuando tengamos balón, a jugar y cuando no, a recuperarlo y saber muy bien cuándo. Veremos si el contexto nos pide trabajar una presión adelantada y si nos tenemos que retrasar, no tenemos ningún apuro en hacerlo. Si tenemos que jugar directo, lo haremos y tocando, también. Lo importante es saber qué tenemos que hacer en cada momento.

– ¿Cambiará mucho su estilo con la visita del Mirandés?

– Cambiaremos un par de cositas, pero no porque venga el Mirandés, repito, un rival muy potente y del que esperamos muchísimo, podemos modificar nuestras señas de identidad. Intentaremos ser un equipo aguerrido, con buen trato de balón, pero también podemos utilizar otras herramientas en función del desarrollo del partido.

Fotos

Vídeos