Otro reto para Cervero y el equipo

Otro reto para Cervero y el equipo

El Pichichi del Grupo II se enfrentará al Zamora, el portero Saizar, con el propósito que tiene todo el colectivo rojillo de marcarle los primeros goles en la Liga

ÁNGEL GARRAZA

El objetivo es de toda la plantilla. El Mirandés, líder del Grupo II, tiene la misión mañana de batir por vez primera al portero del Burgos, el guipuzcoano Saizar, que con 34 años recaló en este equipo este pasado verano para dar al próximo rival de los rojillos la experiencia que le permite, por el momento, mantener imbatido a su equipo. El reto es para todo el conjunto rojillo, como insiste Cervero al recordar siempre que el fútbol es un deporte colectivo y que sin la colaboración de sus compañeros él no podría ser el máximo artillero, pero no es menos cierto que los números revelan que por parte local estará el Pichichi de la categoría en este grupo y en el visitante, el único cancerbero que sigue sin encajar gol.

Así que un nuevo objetivo, otro más que añadir al saco repleto de alicientes que reúne el Mirandés-Burgos de este sábado. Por si no fueran suficientes ya por todo, clasificación, rivalidad vecinal, etcétera, se juntan dos de los protagonistas del primer cuarto de la competición.

El propio entrenador del Burgos así lo reconoce. Patxi Salinas ha subrayado su importancia en la categoría. «El Mirandés lleva once goles y ocho los ha metido Diego Cervero. Es el Messi de Segunda B. Esa es la diferencia», sostiene para explicar lo que, a su juicio, distancia a su equipo del rojillo. Este sábado será una buena oportunidad para comprobar si solo es eso.

El bilbaíno (53 años) confiesa que el secreto de la buena trayectoria que sigue el Burgos se cimenta en «mucho trabajo defensivo. El equipo sabe muy bien lo que tiene que hacer defensivamente», expone a este periódico. «Hemos inculcado en el vestuario que si dejamos la portería a cero se ganan muchos partidos. Todos los equipos en los que he estado han sido muy poco goleados», indica instantes antes de señalar que lo de marcar goles –solo lleva cinco en 9 encuentros– «es cuestión de rachas», como la que tiene, recuerda, Cervero.

«Antes se pasaba del Burgos»

Salinas hace hincapié en que «antes había pesimismo, muchas críticas, se pasaba del Burgos y ahora hemos generado ilusión. La gente va al campo en casa y fuera». Sabe que para el Burgos el duelo en Anduva será complicado, pero quiere repartir dificultades entre los dos contendientes. «Y para ellos también será jodido; ¿o no?», manifestó tras el compromiso que midió este miércoles por la noche a su equipo con el Ávila en la Copa Federación, un torneo que no quería jugar.

«Por eso ha puesto el Mirandés el partido en sábado», lanzó el vizcaíno que espera contar ya tanto con el centrocampista Beobide como con el delantero Adrián, dos piezas fundamentales para él. El primero jugó una hora hace dos días y el punta canario en la segunda mitad.

Fotos

Vídeos