«Quiero el equipo de los partidos grandes»

Pablo Alfaro apunta a la mentalidad de sus futbolistas para competir mañana lo mejor posible./Avelino Gómez
Pablo Alfaro apunta a la mentalidad de sus futbolistas para competir mañana lo mejor posible. / Avelino Gómez

Alfaro apuesta por ver «al Mirandés que tiene los mejores números en los desplazamientos » y advierte de «la intensidad del Barakaldo que, al menos, tenemos que igualar en Lasesarre»

ÁNGEL GARRAZA

El encuentro de mañana en Lasesarre no está exento de dificultad porque el rival aspira a intentar meterse en la zona de privilegio y porque no ha perdido un solo encuentro en su campo en todo el campeonato, además de llevar once consecutivos, como local y a domicilio, sin salir derrotado. El Mirandés, por lo tanto, viajará este domingo en situación de alerta para no despistarse e ir mejorando los números de una segunda vuelta en la que ha cosechado más derrotas (4) que victorias (3).

¿Qué equipo se verá en Lasesarre? Es la pregunta que asalta a la afición. ¿El irregular de la salida a Lezama (donde estuvo muy flojo) y de algunos tiempos en Anduva o el que sacaba victorias con asiduidad fuera de casa? «Quiero ver al Mirandés de los grandes desplazamientos, el que tiene los mejores números como visitante, el equipo de los partidos grandes, que está haciendo una muy buena temporada, a sabiendas de que vamos a un campo que es un clásico de esta categoría y de que vamos a enfrentarnos a un equipo correoso, que en su casa es mucho más difícil que fuera».

El entrenador, Pablo Alfaro, es lo que espera. En definitiva, que el colectivo muestre empaque de conjunto importante en esta categoría, una imagen que no ha dado con demasiada frecuencia en sus últimas comparecencias a excepción de tiempos sueltos. Para conseguirlo, y es un hecho en el que el cuerpo técnico ha hecho especial énfasis a lo largo de los entrenamientos de la semana, los miembros de la expedición rojilla deberán viajar «con la mentalidad de igualar, al menos, la intensidad competitiva que van a mostrar ellos».

El técnico aragonés recuerda la fortaleza que exhibe el bloque vizcaíno como anfitrión, que cimenta, a su juicio, en «aprovechar muy bien las características que tienen de conjunto correoso, intenso y que lo va a disputar todo». Además –prosigue– «tiene gente arriba, delanteros, que se mueven muy bien a los espacios y que intentan meter siempre el partido en el campo del rival».

Tras indicar que «no es habitual que jueguen a las 12 del mediodía, pero tendrán sus razones, nosotros lo que vamos a intentar es traernos los tres puntos», recordar que «llevan los mismos puntos en casa que nosotros y ellos no han perdido ningún partido allí (han jugado uno menos en casa que el Mirandés en Anduva) manifestó que tampoco pretende «dar muchas pistas al rival» sobre las variaciones que podría introducir en la alineación de este próximo domingo.

En la jornada anterior, hubo hasta cinco con respecto al once que puso en liza en Lezama contra el filial bilbaíno. ¿Tendrá continuidad esa decisión o se trató de un hecho puntual? «La savia nueva que decíamos, cuando la ves, deja ya de ser nueva, todos los futbolistas se van acoplando más y la idea nuestra es la misma. Tenemos una plantilla importante, queremos llegar al final con muchos hombres en buena forma y a eso se llega sumando puntos. Los más adecuados son los que estarán de inicio en Barakaldo».

Frenar la sangría de goles en contra que sufre el segundo clasificado del Grupo II es uno de los objetivos. «Tenemos que seguir corrigiéndolo. ¿Qué es mejor, acabar 1-0 o 4-2? Es la pregunta filosófica y que siempre genera un interesante debate. Pero es que no es fácil, aunque yo como entrenador quiero ganar siempre 4-0 y que el equipo esté equilibrado. A eso aspiramos y para ello estamos trabajando».

Adaptarse al horario

La sesión de ayer se retrasó una hora con el fin de adaptarse lo máximo posible al horario matinal en el que se jugará este encuentro. Mientras los ensayos comienzan durante la semana a las 10.30 horas, este viernes la plantilla empezó a trabajar sesenta minutos después, que es cuando iniciarán el calentamiento en Lasesarre los once elegidos para medirse al bloque de Aitor Larrazabal.

No estarán convocados Mario (con un partido de sanción tras ser expulsado frente al Vitoria al ver doble cartulina amarilla) ni Igor Martínez, que se recupera de la microrrotura fibrilar, aunque ya ha comenzado a ejercitarse sobre el césped ni Diego Peláez.

El jugador gallego, que no ha entrenado esta semana con el resto de la plantilla, sufre molestias en los isquiotibiales, lo que le ha impedido ser de la partida en los entrenamientos y, por lo tanto, le va a ser imposible entrar en la lista de mañana.

Desde el cuerpo técnico se señala que quieren ir con precaución para evitar una lesión de más gravedad. Ha realizado un trabajo de recuperación específico, al margen del grupo, y estos días ha recibido la atención de los fisioterapeutas.

A falta del ensayo que tendrá lugar esta mañana, el resto de la plantilla está disponible. Alfaro realizará el desplazamiento, por lo tanto, con los 18 jugadores que se encuentran en óptimas condiciones físicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos