Puestos claves que dan puntos

Cervero realiza continuas indicaciones y habla de forma constante con sus compañeros durante cada partido./Avelino Gómez
Cervero realiza continuas indicaciones y habla de forma constante con sus compañeros durante cada partido. / Avelino Gómez

El portero y el punta son las sensaciones más positivas de un Mirandés que acaba de arrancar; uno ha sido ya salvador y solo el delantero ha marcado en 180 minutos

ÁNGEL GARRAZA

Siempre se ha dicho que todo equipo que quiera cumplir sus objetivos y que aspire a lo máximo al final de un campeonato, además de tener un bloque compensado, de calidad, etcétera, necesita tener dos puestos claves muy bien cubiertos: el de portero y el de delantero. Los inquilinos que, precisamente, han jugado en estas dos demarcaciones en este inicio de la temporada son los que están acaparando en este arranque del Mirandés todos los focos: Limones y Cervero.

Transmiten, por ahora, las sensaciones más positivas a nivel individual de un bloque aún por hacer y al que le falta mucho por pulir. Limones fue el salvador ante el Sporting B, evitó que el conjunto rojillo cosechara un resultado negativo ante el jovencísimo equipo gijonés con sus acertadas decisiones en el uno contra uno y en su seguridad en todos los sentidos, también en los balones aéreos.

Hacía mucho tiempo que el público de Anduva no salía tras un encuentro con la sensación de que un portero local había influido de forma tan decisiva, y positiva, en el resultado final, favorable, para los rojillos. Un meta que salva partidos, como ocurrió el domingo, es garantía de acumular más puntuación al final de la Liga.

El de Daimiel (Ciudad Real) ya ha conseguido que la hinchada mirandesista, principalmente desde la grada de animación, se coree un cántico en su honor en su primer encuentro oficial en Anduva. «Olé, olé, olé, tenemos a Limones», cantaban los seguidores rojillos como muestra evidente del papel que protagonizó el cancerbero en el estreno de los de Alfaro en Miranda en esta recién comenzada andadura por Segunda División B.

Ha sido el titular en dos encuentros y ha recibido un gol, en Leioa. Ya en pretemporada transmitía la seguridad que da hoy al equipo.

«Contento por la primera victoria ante un equipo muy joven, pero de muchísima calidad, que nos apretó y, aunque sufrimos, logramos los tres puntos, que era lo importante», indica el guardameta tras la disputa de la segunda jornada de la competición doméstica.

Limones hace hincapié en que «es importante hacernos fuertes en casa para ir cumpliendo los objetivos. Trabajamos día a día para conseguirlo y estar en la parte de arriba».

Opta por centrarse en destacar el aspecto colectivo en lugar de centrarse en las actuaciones individuales. Si el grupo funciona, las cualidades de cada uno van a salir siempre a la palestra. «A partir de ahora, tenemos ya la cabeza puesta en el partido de Copa», mantiene.

Cervero, por su parte, es el ‘9’ que ha ocupado esa posición de delantero centro en las dos jornadas ya trasncurridas, tanto en Leioa como en Anduva. En ambos choques ha visto la portería contraria. De hecho, es el único futbolista del Mirandés que ha marcado en los 180 minutos. Y por partida doble.

Aunque faltan por concretarse movimientos y acciones ofensivas que den una mayor fluidez al ataque del Mirandés en jornadas sucesivas, lo cierto es que el ovetense está cumpliendo el cometido para el que se le fichó: marcar goles. Sus dos tantos han dado los cuatro puntos. En el primero, que sirvió para adelantar a los de Alfaro en Sarriena, fue tras aprovechar una asistencia de Yanis en el segundo palo y este pasado domingo después de conectar un cabezazo a un buen centro de Paris, con el que cruzó la pelota fuera del alcance del portero rival.

Es otra de las demarcaciones que da puntos. Disponer de un efectivo que vea puerta con facilidad supone también aumentar la cosecha de puntos si el equipo no ofrece garantías en cuanto al juego, que es lo que sucedió en fases del choque ante los gijoneses.

Si alguien dudaba de su carácter competitivo e implicación (ha cumplido ya 34 años), ha podido despejar las dudas de forma rápida. Al mismo tiempo, participa de la presión cuando el rival saca la pelota y está en continua comunicación con sus compañeros. Vive cada instante de forma muy activa. La veteranía es un grado, de ahí que sea el tercer capitán por detrás de Kijera y Rúper.

Con la recuperación del hasta ahora ‘tocado’ Camacho, el equipo ampliará el cupo de puntas, un hecho que agradecerán todos para evitar cargar de encuentros a un jugador que está demostrando su experiencia y que no ha perdido el olfato de gol. Hasta ahora, es el referente (el único) ofensivo del plantel, al que todos buscaban este domingo en Anduva a través de centros.

Solo hay un jugador del Grupo II que ha anotado más dianas que Cervero. Se trata del punta del Racing de Santander, Dani Aquino (tres). Otros tres atacantes contabilizan dos, al igual que el ovetense del Mirandés: el burgalesista Yousseff (ha logrado, asimismo, los dos tantos del Burgos que le han dado los seis puntos que suma en la tabla), Ñoño, de la UDLogroñés y Jurgi, futbolista del Barakaldo.

Todos ellos delanteros de los equipos que están clasificados tras las dos primeras jornadas del campeonato entre los seis primeros clasificados del Grupo II.

Fotos

Vídeos