La primera remontada del Mirandés sirve para volver al coliderato junto al Burgos

La primera remontada del Mirandés sirve para volver al coliderato junto al Burgos

Los rojillos dan la vuelta al marcador y suman tres puntos, en una jornada en la que los resultados han sido buenos para sus intereses

ÓSCAR CASADO

La octava jornada ha dejado la primera remontada de los rojillos en lo que se lleva disputado del campeonato liguero. Hasta la pasada fecha en Anduva contra el Bilbao Athletic, los rojillos siempre habían golpeado primero en el marcador, poniéndose por delante en el electrónico. Pero en el duelo en Olaranbe, y por segunda vez consecutiva, los de Alfaro se veían por detrás en el encuentro, teniendo que remontar para llevarse los tres puntos.

Una renta que se obtuvo en el duelo ante el Vitoria y fuera de casa, aunque arropado en la grada por una mayoría rojilla. Hasta ese momento, todas las victorias de los jabatos se habían conseguido gracias a un gol y manteniendo la puerta a cero.

Pero tras esta séptima jornada al registro ganador de los rojillos se suma la remontada, por lo que por primera vez en lo que se lleva disputado de liga los rojillos fueron capaces de marcar dos tantos. Como paso hace una semana en a Anduva ante el filial rojiblanco, el encargado de empatar fue uno de los centrales, en este caso Prieto, en una falta lateral.

La remontada vino tras un penalti convertido por Cervero, en el que el colegiado vio una falta sobre el otro defensor, Melli, que fue agarrado en un saque de esquina. De esta manera se fructificó una primera remontada en liga que se suma a la que el conjunto rojillo logró en la eliminatoria de copa ante el Peña Sport en Tafalla.

Importancia

Pese a estar en la primera fase de la temporada, los tres puntos eran importantes a nivel clasificatorio puesto que los resultados hasta el momento habían sido buenos. Al final, los rojillos pasaron de ser terceros al inicio de la jornada a colideres junto al Burgos en lo alto de la tabla.

Precisamente los castellanos fueron los últimos en jugar, en El Plantío ante el Real Unión que arrancó quinto la jornada y que con el punto le vale para mantenerse en esa posición. A falta de tres jornadas para que Anduva acoja el derbi, los de Patxi Salinas son de momento junto a los rojillos los únicos equipos que se mantienen sin conocer la derrota, y los burgaleses de momento basan su juego en una rentabilidad absoluta de sus goles.

De hecho, no han encajado ningún tanto en esta competición y solo han logrado cinco, una cifra gracias a la cual es el tercer conjunto de la tabla que menos goles logra, solo por delante del Izarra y el Peña Sport, penúltimo y farolillo rojo respectivamente.

Junto al empate del Burgos, a los rojillos también le beneficiaron los resultados en otros campos. Dos empates como fueron el conseguido por el Sporting B y el Racing que sirven para objetivos diferentes.

Para empezar, el filial asturiano empató en Lezama por lo que el Mirandés pudo adelantar a los de Mareo en la tabla. En el caso de los racinguistas, el reto es conseguir distanciarse lo máximo posible ya que a priori es uno de los rivales para conseguir ganar el grupo y la brecha por ahora es de cuatro.

Los de Santander se dejaron dos puntos en la difícil visita al campo del Izarra, donde empataron a cero, rompiendo la racha de dos triunfos consecutivos que habían acumulado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos