Mismo presupuesto que el Racing y superior a los del Burgos y la UDL

La UD Logroñés quiere jugar el ‘play off’ de ascenso. /
La UD Logroñés quiere jugar el ‘play off’ de ascenso.

El club cántabro también tiene 3 millones, el blanquinegro 2, con 1,28 para la plantilla y la entidad de Logroño aprobó 1,625.000 euros

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

Dos son los clubes que dominan en la tabla de presupuestos del Grupo II de Segunda B. Mientras la mayoría se sitúan por debajo del millón de euros o llegan de forma muy justa a esa cantidad tanto el descendido Mirandés como el gigante, en esta categoría, Racing de Santander alcanzan los tres millones. Son las entidades que manejan las cifras más altas; la cántabra a pesar de las deudas que arrastra desde hace años.

Si el Mirandés tiene estipulados unos ingresos de tres millones y unos gastos que se elevarían a los 2,9, la entidad cuyo primer equipo está actualmente en la tercera posición de la clasificación y que, según apuntan muchos, será el rival de los rojillos en la lucha por el campeonato, prevé desembolsar 2,99 millones.

Eso sí, ha tenido que rebajar las cantidades porque hace un año los números que manejaban en El Sardinero se situaban en los 4,7 millones. Siempre según los datos oficiales, el presupuesto para la campaña actual contempla un coste de la primera plantilla de 1,435 millones, de los cuales 825.000 euros responden a los futbolistas profesionales del primer equipo.

Rebajan por cuarto año consecutivo el gasto en emolumentos de los jugadores, como ya hicieron tras el descenso a Segunda B y en las temporadas posteriores. Las pérdidas en el último año futbolístico llegaron a los 70.500 (un montante módico para lo que están acostumbrados allí en los últimos tiempos respecto a los balances negativos)

Cabe recordar que el Mirandés ha estimado en dos millones los gastos del primer equipo para este curso. Este apartado se lleva el 66% del total presupuestado porque, como se indica desde el consejo de administración, el objetivo con el que se trabaja no es otro que recuperar la categoría perdida.

El resto de clubes está muy por debajo. Entre 300.000 y 700.000 la mayoría de ellos, con los casos aparte de los filiales, que no cuentan en este análisis, al ser segundos equipos de entidades encuadradas en Primera y Segunda División. No obstante, hay varios radicados en localidades cercanas que, sin llegar a las cifras de Mirandés y Racing, han previsto gastar más de lo que lo harán muchos de sus rivales.

El Burgos ha duplicado esta campaña su presupuesto en una apuesta fuerte por alcanzar el ‘play off’. Comenzó muy bien en el plano deportivo, pero ha ido retrocediendo. De ahí que hayan confirmado que realizarán fichajes en este mercado de invierno para frenar el retroceso experimentado en la tabla. El borrador de las cuentas relativas al club blanquinegro reflejaba dos millones de euros totales, con 1,28 para la primera plantilla (el doble que en el ejercicio 2016/17). El saldo negativo allí en la última campaña (parece que es moneda común en Segunda B) fue de 153.000 euros.

Otro club ubicado en una ciudad próxima, capital de provincia, es la UDLogroñés. Allí los datos revelan que prevén gastar en total 1.625.000 euros. Es el presupuesto global. En la última campaña perdieron 44.791 euros.

Otros equipos históricos en la categoría como son el Barakaldo o el Tudelano anunciaron 922.000 euros en el caso del club vasco (un 5,5% más que el año pasado) mientras que el navarro maneja 900.000. Aquí tienen una deuda con Hacienda de 400.000 euros que podrán pagar en diez años. Ninguno llega a los 3 millones de Mirandés y Racing.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos