La preocupación del Extremadura es frenar las incorporaciones de los laterales del Mirandés

Las incursiones por la banda izquierda de Kijera, y de Paris por la derecha, es el aspecto que más se destaca en el Extremadura./ A. GÓMEZ
Las incursiones por la banda izquierda de Kijera, y de Paris por la derecha, es el aspecto que más se destaca en el Extremadura. / A. GÓMEZ

Consideran en Almendralejo que es el principal recurso ofensivo de los rojillos, junto a la intensidad y el ritmo

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés-Mallorca que se jugó en Anduva el pasado domingo tuvo como observador al entrenador del Extremadura, Juan Sabas. Tomó buena nota de lo que aconteció en este encuentro porque dentro de dos días su equipo se medirá a los rojillos. ¿Qué conclusiones extrajo el madrileño?, y ¿qué se piensa en la localidad extremeña de los de Alfaro? «El Mirandés sabe a lo que juega. Su fútbol ofensivo lo basa en las incorporaciones de sus laterales para poner centros desde la línea de fondo para que sean rematados por Cervero o los jugadores que lleguen. Sus extremos se van hacia dentro».

Es la principal lectura que saca Sabas de lo que ha visto hasta ahora del Mirandés. «Es un equipo aguerrido, con un nivel de intensidad muy alto, que intenta poner un ritmo endiablado». Así que desde Almendralejo ya se indica que es un bloque «muy físico; sabemos lo que nos vamos a encontrar porque tampoco tiene más».

Hace hincapié en que «puede salir con la pelota jugada o si se le presiona, hace un fútbol directo hacia Cervero», tal y como indicó a Radiogolex el mister del Extremadura. «Estamos trabajando toda la semana para intentar frenar su potencial desde los laterales», asegura.

También se cree, sin embargo, que el Mirandés-Mallorca no reúne las mismas premisas que se daban en torno al choque que acogerá el próximo domingo el campo Francisco de la Hera. El hecho de que los de Alfaro tuvieran que remontar un 3-1 adverso propició que los jugadores locales se emplearan de una forma distinta, según se entiende en Badajoz.

Desde el equipo azulgrana se resalta, en este sentido, que «deberemos mejorar en defensa porque no podemos encajar cuatro goles como en la primera eliminatoria; si lo hacemos y no mejoramos, estaríamos fuera del 'play off'», avisan tanto desde el cuerpo técnico como los propios futbolistas de la plantilla que se enfrentará al Mirandés.

Y es que en La Coruña, ante el Fabril este pasado fin de semana, recibió tres tantos (3-2 y otro más en la ida). Pasó de ronda por el valor doble de los goles a domicilio. «No defendimos bien, hubo mucha distancia entre líneas y no estuvimos acertados ni en el juego directo ni en las segundas jugadas».

El objetivo de los extremeños es «sacar una buena renta en la ida y, sobre todo, mantener la portería a cero». Tanto Sabas como Álex Barrera, mediocentro del equipo, consideran que «es básico». El futbolista añade que, para sus intereses, «es muy importante no encajar en nuestro campo e ir al segundo encuentro con algo que poder defender».

Sabas argumenta que su conjunto «disfruta atacando, no como el año pasado que lo hacíamos defendiendo y salíamos a la contra; tenemos que mejorar atrás si queremos seguir y aspirar a subir a Segunda», se apunta desde las filas del adversario del Mirandés.

Una escuadra, la de Miranda, que se marca un objetivo diametralmente distinto. Es todo lo contrario. La experiencia en Son Moix le ha hecho reafirmarse en la necesidad no solo de marcar sino de llegar a Anduva con un resultado positivo para no tener que aferrarse a remontar o a lograr un resultado en casa tirando de épica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos