«En un 'play off' no puedes tener lagunas»

Pablo Alfaro da indicaciones en el tramo final de un entrenamiento./ AVELINO GÓMEZ
Pablo Alfaro da indicaciones en el tramo final de un entrenamiento. / AVELINO GÓMEZ

Alfaro recalca que «si hay líneas y futbolistas que no están al 100%, eso te penaliza mucho»

ÁNGEL GARRAZA

«Nos vendríamos contentos con más de un resultado», afirma Pablo Alfaro, el entrenador rojillo, al argumentar que la idea que tienen tanto la plantilla como el cuerpo técnico es regresar de Almendralejo a Miranda con un marcador mucho más satisfactorio del que arrojó el duelo en Son Moix. Ahí va a estar la clave para poder pasar a la definitiva final por el ascenso. «Son 180 minutos, dos partidos, pero está claro que en un primer momento nos tenemos que centrar en la ida». Y es que no se quiere repetir la experiencia que se vivió en Palma donde el conjunto rojillo perdió la eliminatoria en 25 minutos.

No cometer errores, y menos en los primeros compases, y ser más eficaces en posiciones ofensivas. «Esas son las claves», asiente el mister del Mirandés. «Lo sabemos y lo hemos entrenado; en los 'play offs' no solo se manejan situaciones futbolísticas, sino también emocionales. O pasas o te quedas, esto ya es el 'play off' de verdad».

Respecto al Extremadura, el inquilino del banquillo, recuerda que es un bloque «diseñado para estar arriba; tiene buenos futbolistas, al delantero que es el pichichi de la categoría (Enric Gallego), jugadores arriba desequilibrantes, físicamente es poderoso y es un equipo hecho para dar el salto a la Segunda A».

El ritmo que han marcado sus rivales de grupo, no obstante, solo le ha permitido ser cuarto, sin ningún punto de diferencia con el quinto, el Melilla y a falta de ocho minutos del final de la prórroga tenían la eliminatoria perdida ante el Fabril (filial del Deportivo, que ya sabía que no podía ascender). Si bien, se enfatiza que «es un rival importante también para nosotros».

El preparador aragonés no dispondrá un plan específico para 'atar' a Enric. «Sí que habrá atención sobre él, lógicamente, me imagino que como sobre Cervero, si juega, porque son los dos máximos goleadores de la categoría. Es un aliciente más, pero tienen otros hombres importantes». Así que la premisa para encarar la eliminatoria es «funcionar como bloque y estar a buen nivel defensivo. Si tienes lagunas, líneas o futbolistas que no están al cien por cien, eso se penaliza mucho porque la exigencia es máxima. Es lo más parecido a Segunda A».

El propio entrenador del Extremadura, Juan Sabas lo destacaba: el principal potencial del Mirandés radica en las llegadas por banda de sus laterales y en los centros. Un aspecto del juego que ha entrenado también esta semana el conjunto rojillo. «Somos el equipo que llegamos más veces por fuera de la categoría, trabajamos en los entrenamientos estas acciones y es una de nuestras fortalezas que hay que ensayar para adquirir más precisión tanto en los envíos como en los remates, en las zonas de influencia...».

Es uno de los puntos fuertes, que «vamos a intentar aprovechar; lo cual no quiere decir que no tengamos otros, como ellos. Pero para estar arriba no puedes depender solo de una cualidad, hay que tener más. Las eliminatorias hay que saber manejarlas y sí que es cierto que el que pega primero, pega dos veces».

Dos ciudades pasionales

Miranda y Almendralejo viven mucho el fútbol, «de forma muy pasional. Va a ser otra eliminatoria muy bonita», recalca Alfaro, quien reconoce que «es inusual» el ambiente que se respira en la ciudad tras caer el equipo eliminado en el emparejamiento de campeones.

«No podemos dejar que se apague esa llama porque es una fortaleza que tenemos. A ver si hacemos un buen partido en Almendralejo y que junto a la gente que nos va a acompañar, porque también vamos a ver nuestros colores allí, nos podamos traer un buen resultado. El domingo fue una fiesta y se volvió a vivir ese ambiente de la antigua grada repleta con la cubierta baja y eso, ayuda mucho».

Tras ser preguntado en sala de prensa por la situación que ha vivido el Extremadura, al contar con cuatro entrenadores y llamar a falta de dos jornadas para el final al que no empezó la Liga después de hacer toda la pretemporada, sin querer meterse en un capítulo que solo conoce desde la distancia, sí que reveló que «es muy extraño. No suele pasar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos