Una plantilla que espera piezas «importantes»

Andrés puede jugar de central, aunque se espera que termine por llegar un defensor más.
Andrés puede jugar de central, aunque se espera que termine por llegar un defensor más. / Jesús Andrade

El técnico rojillo no oculta sus expectativas y da por hecho que la llegada de los últimos fichajes provocará un salto de calidad en el grupo, con un delantero y un defensa en la lista de refuerzos

ÓSCAR CASADO

Alfaro ya tiene a 18 futbolistas en su plantilla. Un número que se acerca mucho al que será el definitivo, aunque eso no quiere decir que las últimas piezas en sumarse no sean de las más importantes. Todo lo contrario. Como se ha dicho, no se espera que las fichas alcancen el tope de 22 de las que se podría disponer, por lo que como mucho restan tres nuevos futbolistas por convertirse en rojillos de aquí, hasta que se cierre el mercado.

Todo con una premisa clara: los jugadores que vengan tienen que ser «importantes» para dar un salto de calidad. Así fue como lo confesó el responsable del banquillo de Anduva que no escondió que lo que queda por incorporarse será relevante. Futbolistas con «experiencia pero no tienen que ser veteranos simplemente, sino gente que tenga trayectoria, currículum o su proyección», detalló Alfaro en cuanto a lo que está por llegar en esta recta final, que sirva además para tirar el carro en los momentos complicados.

En la lista de lo pendiente, el técnico rojillo contó dos necesidades para terminar de formar el grupo que él espera. Un par de demandas «de jerarquía porque somos el Mirandés y necesitamos ese tipo de futbolistas», añadió Alfaro, que dejó claro que vendrán para dos líneas del equipo como son la defensa y la delantera.

En primer lugar, en la zaga, se cuenta con que llegue otro defensor, aunque no está del todo claro si la prioridad es que sea central o lateral izquierdo, ya que son dos puestos en los que se podría invertir. Además de Prieto y de Puerto, en el centro de la defensa también puede actuar Andrés del Olmo. Una renovación tras convencer en la pretemporada con la que el director deportivo, Jesús Seba, podrá traer otro perfil de defensor, no tan específico. Por otra parte, en el carril izquierdo solo está Kijera, aunque se puede contar con la versatilidad de Paris que se adapta a los dos costados.

Por lo tanto no sería de extrañar que el objetivo del responsable de fichajes se centre en conseguir traer un jugador más polivalente, que se pueda ocupar en caso de ser necesario del perfil zurdo del equipo y, si es necesario, ponerse de central. Lo que serviría para dar alternativas en la libreta del entrenador.

En la parte delantera es donde también habrá novedades. El técnico no quiso entrar a valorar si el tercer atacante que se sumará a la disciplina rojilla se acercará más a las características de Cervero o a las de Camacho, aunque sí que incidió en que se necesita tener el mayor número de posibilidades para poder hacer daño a los rivales. «Cuantos más futbolistas de empaque y más diferentes seamos, el equipo puede ser más versátil», zanjó Alfaro.

En este sentido, para «complicar la vida al rival», el técnico rojillo abrió la posibilidad de jugar con dos delanteros sobre el campo. Una variante que sí que se tendrá como una alternativa más a tener en cuenta. Aunque en cuanto al perfil que falta en ataque, se volvió a acordar del mercado que puede hacer que se decanten por una opción u otra. «El mercado manda mucho y dependerá de lo que va quedando libre», advirtió el técnico.

Paciencia

El míster rojillo se mostró cauto en cuanto al tipo de futbolistas que quiere para que se termine por completar la plantilla. Además, el propio Alfaro señaló que lo que llegue puede variar en función de cómo se comporte el mercado. Lo que sí que tiene claro es que hay que estar atentos a las opciones que se puedan presentar.

«Ahora es cuando se van a dar esas situaciones de jugadores que al final no se quedan», argumentó el aragonés, apuntando a futbolistas de Segunda que terminen por bajar un escalón. Ahí es donde se tratará de beneficiar el conjunto rojilla con casos en los que decidan moverse en el último momento antes del cierre.

«Soy el que menos paciencia tiene pero tengo que transmitirla», bromeó el técnico, que asumió que pese a que le gustaría contar con la plantilla al completo cuanto antes, ésta es una situación en la que hay que no hay que precipitarse. Por este motivo, la idea es guardar la calma esperando a que surjan las oportunidades, teniendo en cuenta además que son pocas las piezas que restan por sumarse, por lo que el margen de error en muy pequeño.

En esta misma línea, a estas alturas son 18 los jugadores que tienen contrato para arrancar la competición el próximo sábado en Leioa. De todos ellos, hay 14 futbolistas que ocupan plaza sénior, por lo que tan solo hay dos huecos en la plantilla. Además hay que tener en cuenta que en la hoja de ruta marcada por la dirección deportiva y el banquillo se pensaba dejar una de esas dos plazas libres.

Por lo tanto, o el defensor o el delantero, deberían de ser sub-23 a no ser que el mercado haya hecho cambiar de idea a los responsables. En cuanto a las plazas de jugadores menores de 23 años, en estos momentos hay cuatro futbolistas que encajan en este perfil, como son: Mario Hernández, Yanis, Romero y Jaime Santos.

Fotos

Vídeos