La plantilla entrenará 3 días en Haro para adaptarse a la hierba artificial

La plantilla entrenará 3 días en Haro para adaptarse a la hierba artificial

Las sesiones de hoy, el jueves y el viernes serán en las instalaciones de El Mazo para aclimatarse al césped que se encontrará el domingo en el campo del Caudal

ÁNGEL GARRAZA

Cambio de planes para esta semana. Tras la sesión de recuperación que tuvo lugar el pasado lunes en el campo 2, hasta la próxima el equipo no volverá a pisar el terreno de juego de los anexos porque los ensayos se van a trasladar estos días, de forma excepcional, a las instalaciones de El Mazo, en Haro. El motivo no es otro que preparar de la mejor manera posible el encuentro que jugará el conjunto rojillo este domingo en el terreno de juego del Hermanos Antuña de Mieres, de hierba artificial.

Es uno de los cuatro recintos del Grupo II de Segunda B que tienen este tipo de superficie. El Mirandés ya jugó en césped sintético frente al Izarra de Estalla, en Merkatondoa, donde superó a los navarros por 0-1, aunque no sin apuros como lo demuestra el exiguo marcador con el que se llegó al final.

Este fin de semana, por lo tanto, volverá a repetir en un campo similar respecto al suelo y para afrontarlo, desde el cuerpo técnico se han programado tres entrenamientos consecutivos en Haro, campo que tiene un césped parecido y donde ya se ha ejercitado en pasados años el equipo cuando la ocasión lo requería, por una razón como la de ahora o bien por la imposibilidad de entrenar en terrenos de Miranda a causa de las adversas condiciones climatológicas.

Hoy y mañana los ensayos en El Mazo tendrán lugar a las 10.30 horas, mientras que el viernes se desarrollará en el mismo escenario pero a partir de las 11.30, siempre según el plan hecho público desde el club. La última práctica antes de jugar la undécima jornada del campeonato será en Anduva, el sábado 28, a partir de las 11.30.

Ese día, después de comer, hacia las cuatro y media de la tarde, es cuando tiene previsto partir rumbo a Asturias la expedición mirandesista, en este caso concreto a Oviedo, que es donde pernoctará la noche del sábado al domingo. El equipo viaja la jornada anterior al disputarse el encuentro a las 12 del mediodía y, además, por tratarse de uno de los viajes más largos que tiene que afrontar en una temporada en la que predominan los desplazamientos cercanos. Esta vez, el trayecto que separa Miranda de Mieres es de 350 kilómetros.

Desde la capital del Principado, que es donde hará noche el equipo hasta la localidad que acogerá el partido apenas hay 20 minutos, motivo por el cual dormirán en Oviedo, el hábitat natural del hombre de moda en el Mirandés: el delantero centro Cervero.

101 x 66, campo pequeño

El campo Hermanos Antuña, en honor a los hermanos que impulsaron al Caudal, tiene unas dimensiones (oficiales, al menos) de 101 x 66 metros. A tenor de lo que revela este dato, el rectángulo de juego es mucho más reducido, por lo tanto, que Anduva (105 x 68). Otra cuestión a tener en cuenta para encarar este compromiso.

Fue reformado en el año 2007, al crear un nuevo graderío oeste, actuación que también se aprovechó para instalar el césped sintético y la construcción de una nueva pista de atletismo, así como para proceder a la rehabilitación de la grada de tribuna, que cuenta con protección cultural.

El aforo del estadio es de 3.000 personas, ampliables en ocasiones a 4.000 (todas sentadas). Las instalaciones donde jugará el Mirandés son de titularidad municipal.

Fotos

Vídeos