Pito Camacho e Igor Martínez no entrenan con el grupo y son duda para el primer choque

Pito debutó entrando en la segunda parte frente al Oviedo.
Pito debutó entrando en la segunda parte frente al Oviedo. / J. Andrade

Habrá que ver la evolución de ambos futbolistas para poder comprobar si finalmente están a disposición de Alfaro el próximo sábado

ÓSCAR CASADO

La pretemporada estaba transcurriendo sin grandes sobresaltos con los contratiempos físicos. Una buena tendencia que salvo los problemas habituales en esta época del año no estaban haciendo que los jugadores se perdieran ni partidos amistosos y casi que ni entrenamientos con el grupo.

No obstante, la última semana de compromisos preparatorios hizo que dos jugadores tuvieran que dejar el terreno de juego en dos envites diferentes. Se trata del extremo vitoriano Igor Martínez y de Pito Camacho, una de las últimas incorporaciones que se tuvo que retirar al poco de marcar su primer gol como rojillo en Anduva. Además, ambos tuvieron sobre el césped síntomas parecidos y los dos se tuvieron que retirar.

El primero de ellos fue Igor Martínez, en una jugada de ataque en el choque contra el Balmaseda en la localidad vizcaína el martes pasado. El rojillo solicitó el cambio mientras se echaba la mano a la parte posterior del muslo derecho y así se marchaba a la caseta. Un gesto que se podía haber quedado en nada, en una simple precaución, teniendo en cuenta que en juego no había nada, aunque parece ser que ha sido algo más que eso.

De hecho desde entonces no ha entrenado con normalidad con el resto de sus compañeros y ni siquiera ha saltado al césped. Tampoco participó en el último bolo veraniego ante el Oviedo en casa. Un envite que sirvió para realizar la presentación del equipo, momento en el que el vitoriano sí que se vistió de corto con el resto de sus compañeros al círculo central. Eso sí, posteriormente vio los noventa minutos desde el palco.

Desde esa posición pudo ver la otra lesión de relevancia de la pretemporada. El protagonista en esta ocasión fue Pito Camacho que notó un pinchazo al poco de conseguir su primer tanto como futbolista del Mirandés. Al igual que Igor, también en la parte posterior de su muslo, al ir a presionar la salida del balón de un rival cerca del banderín de saque de esquina.

En un primer momento, el delantero rojillo quiso volver al terreno de juego junto al resto de sus compañeros , pero finalmente tras la intervención de Pablo Alfaro se quedó sentado en el banquillo. Posteriormente en sala de prensa, pese a dejar casi quince minutos de juego con uno menos a su equipo, el técnico rojillo explicó que Pito había sentido unas molestias y que no tenía sentido correr riesgos en un duelo sin los puntos en juego.

Al igual que sucedió con Igor, el asunto pudo quedarse en una precaución más, aunque ni en el entrenamiento del lunes por la tarde, ni en los dos que realizaron los futbolistas rojillos ayer, en sesiones de mañana y tarde, se le vio junto al resto de sus compañeros.

Desde el club no han comunicado el resultado de las pruebas médicas, pero por el momento cabe situarles en la casilla de dudas de cara al primer encuentro de Liga, que los rojillos tendrán este sábado frente al Leioa a domicilio.

Alternativas

En cualquier caso, Alfaro contará con alternativas suficientes para poder suplir a estos dos jugados, si finalmente no pueden coger el autobús con la intención de jugar. Pese a estar llamados a ser dos piezas de importancia en el once rojillo, el técnico aragonés tiene a disposición otras alternativas. Pito compite de momento con Cervero por ser el delantero centro titular. Por lo tanto, a la espera de que pueda llegar otro ariete, el ex del Oviedo se perfila como titular.

Por lo tanto, el puesto de Camacho lo deberá ocupar un jugador que se situé por detrás del asturiano, como Peláez o Romero. En esa posición en Balmaseda también jugó Borja, aunque el de Talavera puede ser el que se ocupe del perfil derecho con la ausencia de Igor Martínez.

Además de esta opción, Alfaro también tiene a Jaime Santos. El futbolista procedente del Sporting B vino después de jugar de extremo izquierdo la temporada pasada en el filial rojiblanco, aunque en su debut frente al Oviedo se colocó en la derecha. Otra opción, aunque sería más raro, es adelantar a Mario Hernández del lateral. Al gaditano se le han visto buenas maneras de medio campo hacia delante pero lo fácil es que dispute el puesto en la defensa a Paris.

Ahora tan solo falta esperar a ver la evolución de los jugadores en estos días, para terminar de ver si pueden ser de la partida contra el Leioa, este sábado a las 19.00 horas.

Fotos

Vídeos