Piden el dorsal fijo y los nombres en las camisetas de Segunda B

En Segunda, cada jugador lleva siempre sobre el dorsal su nombre en la camiseta.
En Segunda, cada jugador lleva siempre sobre el dorsal su nombre en la camiseta. / A. GÓMEZ

La asociación de clubes no profesionales remite una propuesta a la Federación para que lo vuelva a permitir esta próxima temporada

ÁNGEL GARRAZA

Anduva y la hinchada rojilla ya se habían acostumbrado a que sus jugadores luciesen en sus camisetas durante toda la temporada el mismo número sobre el que siempre aparecía el nombre del futbolista. Se cumple tanto en Primera como en Segunda, donde el Mirandés ha permanecido cinco campañas consecutivas. Sin embargo, en el año 2013, la Federación decidió no permitirlo en Segunda División B y Tercera. Ahora, se vuelve a reclamar la modificación del artículo que lo impide.

De hecho, la asociación de clubes que aglutina a entidades de Tercera y Segunda B (Proliga) ha enviado una petición formal a la Real Federación Española de Fútbol en la que se hace constar el deseo y la necesidad de permitir el dorsal único a los jugadores pertenecientes a estas dos categorías.

El secretario de la junta directiva de Proliga, Ismael Jiménez, solicita al presidente de la comisión de clubes de Segunda B, el burgalés Marcelino Maté, que «se modifique dicho artículo permitiendo, al igual que en Primera y Segunda División, que los futbolistas de los equipos no profesionales de categoría nacional luzcan los dorsales que consideren, del número 1 en adelante, independientemente de que sean titulares o suplentes».

El argumento que se incluye en el documento remitido al máximo órgano federativo reside en que «los clubes que compiten en Segunda B y Tercera tienen recursos muy limitados, obligando la actual normativa relativa a los dorsales a que cada equipo disponga de tantas camisetas con número como tallas haya; es decir, en cada partido obliga a tener 16 camisetas de la talla S, 16 camisetas de la talla M, 16 camisetas de la talla L y 16 camisetas de la talla XL y ello porque si un club alinea a un futbolista de 1 metro 90 centímetros y sólo hay tallas S pues la camiseta le vendrá pequeña; o viceversa, el club alinea a un futbolista de 1 metro 50 centímetros y sólo hay tallas XL. Es un auténtico sin sentido», subrayan.

Cabe recordar que el número de convocados para un encuentro de la división de bronce es de 16, no de dieciocho como en Segunda División. De hecho, el máximo de fichas permitido es de 22, cuando en la LFP se eleva a 25. De esos 22, seis deben ser sub-23

Al mismo tiempo, a través de las redes sociales y portales de interne especializados en la categoría (como en este caso es ‘LaSegundaB’) se ha iniciado en pasados días una campaña de recogida de firmas, que se entregarán en la asamblea de la Federación que tendrá lugar este próximo jueves, 20 de julio.

«Un futbolista merece su reconocimiento también en Segunda B. Un aficionado merece poder vestir la camiseta de aquel futbolista que le gusta, poder identificarlo desde la grada con facilidad y también encontrar rápido los nombres de sus rivales. Un club merece, también, encontrar nuevas maneras de obtener ingresos con la venta de ‘merchandaising’, más aún en una categoría como la de bronce en la que los ingresos son mínimos. Los periodistas merecen ver facilitado su trabajo, identificando a los futbolistas con mayor facilidad y los árbitros merecen conocer a los futbolistas y disponer de las listas de dorsales, lo que evitaría errores», señalan en ‘LaSegundaB’.

Mientras tanto, el Mirandés vuelve hoy a las 9.30 horas al trabajo en el campo 2 tras el ensayo que tuvo lugar ayer.

Fotos

Vídeos