Peláez será baja ante un rival que lleva 10 empates en 14 partidos a domicilio

Igor Martínez, en Urritxe, en el choque de la primera vuelta que ganó el Mirandés (0-1)./ M. SALGUERO
Igor Martínez, en Urritxe, en el choque de la primera vuelta que ganó el Mirandés (0-1). / M. SALGUERO

El mediapunta sigue sin ensayar mientras el Mirandés se prepara para recibir a un Amorebieta con solo un triunfo y 3 derrotas fuera de casa

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés regresó al campo de los anexos número 2 para preparar el encuentro de este próximo domingo que acogerá Anduva. Tras el paréntesis obligado que tuvo lugar el miércoles como consecuencia de la nieve, los de Alfaro ensayaron ayer por la tarde en las instalaciones habituales con la ausencia de Diego Peláez, que sigue sin poder ejercitarse con sus compañeros a causa de un problema en los isquiotibiales.

No pudo saltar al campo, recibe un tratamiento específico y dado que no pudo entrenar a lo largo de toda la semana pasada y de que en la presente tampoco ha sido de la partida y solo faltan dos entrenamientos para recibir al Amorebieta, se da por segura su baja para este choque. Al igual que la de Bruno Rivada, éste por acumulación de amonestaciones.

Mientras tanto, Igor Martínez avanza en su recuperación, sí que participó con el resto del grupo e incluso podría estar disponible tras caerse de las últimas citaciones como consecuencia de una pequeña rotura que sufrió en el bíceps femoral. No se descarta que el entrenador cuente con él para este fin de semana. Si no es para este duelo, estará listo para el siguiente contra el Burgos.

Antes, sin embargo, de visitar el feudo burgalesista los rojillos deberán afrontar un compromiso no menos importante en Anduva frente a un conjunto vizcaíno que de los 14 partidos que ha jugado hasta la fecha a domicilio solo ha ganado uno (al Leioa, en Sarriena, por 0-1) pero, asimismo, únicamente ha caído en tres. Acabó los otros diez en tablas, lo que da muestras de las características que reúne el bloque azulón que jugará en Miranda dentro de dos días.

Fue derrotado por la UDLogroñés y la Real Sociedad B por 1-0 en ambos choques y el Real Unión venció por 3-1. En ninguno más ha perdido y en todos los partidos presenta unos resultados muy exiguos. Son envites, por lo tanto, muy largos, en los que se mantiene vivo hasta el final a tenor de los datos que arroja su trayectoria.

Como visitante, que es la condición en la que jugará frente al Mirandés el domingo, ha puntuado en recintos tan complicados como Lasesarre (donde no ha ganado nadie y el Mirandés perdió); Mareo (los rojillos sucumbieron allí por 3-1) y Lezama, donde el Bilbao Athletic venció a los de Alfaro por 2-1.

El Amorebieta empató en estos tres compromisos a un tanto, lo que no pudo hacer el Mirandés a pesar de la diferencia de 20 puntos que aparece en la tabla a favor del segundo clasificado.

Llama la atención que de las once igualadas que ha obtenido el cuadro vasco, diez hayan sido lejos de Urritxe, su terreno de juego. Ocupa, en la actualidad, la decimotercera posición de la tabla del Grupo II con 32 puntos, 31 goles a favor y 28 en contra.

Gana más en su campo (seis citas de las siete que ha acogido), si bien pierde, asimismo, más allí porque ha encajado un total de nueve derrotas en lo que se lleva de campeonato (solo dos menos que el Mirandés), de las que media docena las cosechó como local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos