«Va a pasar de todo en estas 6 jornadas»

Pablo Alfaro y los futbolistas disponibles, entre ellos Gila, entrenarán hoy a las 10.30 horas./ A. GÓMEZ
Pablo Alfaro y los futbolistas disponibles, entre ellos Gila, entrenarán hoy a las 10.30 horas. / A. GÓMEZ

Alfaro admite que «queda lo más difícil porque es el final y restan aún 18 puntos en una competición muy igualada»

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

«En seis jornadas va a pasar de todo; van a suceder muchas cosas porque queda un trecho. Un equipo ganará un día, ese mismo luego no lo podrá hacer, empatará o incluso perderá. Se nos acerca el final, pero quedan todavía 18 puntos y la igualdad va a existir hasta el final. Es el mensaje que tenemos que lanzar al quedar ahora lo más importante». Es lo que recalca Pablo Alfaro antes de medirse con el Mirandés al Tudelano, el primero de los seis choques que restan para que concluya el campeonato.

El técnico rojillo incide en que «queda lo más difícil porque es el final y el margen va a ser ya mucho menor. Tenemos una presión que motiva mucho, por lo menos a mí. En este deporte todos los días tienes presión por las victorias, los resultados, pero no es lo mismo estar a un punto del líder que tener otro tipo de presión, como la que había el año pasado aquí. Necesitamos este tipo de presión, la de ahora, porque de lo contrario el fútbol no sería lo que es».

El Mirandés tiene todas las opciones por delante para quedar en lo más alto el próximo día 13 de mayo. Pero eso no es óbice para que haya que creérselo más de lo que es necesario. «El mono de trabajo no te lo puedes quitar nunca. En esta categoría te tiene que acompañar hasta el final porque si no, te arrepentirás. Somos mejor equipo así, más compacto y cuando tenemos balón estamos más enchufados».

Sus jugadores se van a enfrentar de forma consecutiva a tres adversarios que están ubicados en la parte alta de la clasificación después de haberse medido a los tres colistas. Si bien, «solo veo al Tudelano, nada más, frente al que no podemos perder nuestras señas de identidad», enfatiza Alfaro antes de remarcar que «da igual el adversario. Nuestra gente nos lo demanda y no podemos dejar de ser fieles a nuestra idiosincracia. Y, a partir de ahí, a jugar, competir y a intentar ganar. Así tenemos que estar hasta el final de la trayectoria».

Sin euforias

Además de subrayar que «las victorias mejoran el nivel de la tropa, aunque solo parece que brilla cuando hay resultados», asegura que «no hay euforia, porque no podemos caer en eso, pero se sigue pensando que el trabajo que se realiza desde el principio está siendo bueno».

¿Y el Tudelano? «Nos gustó en Anduva, nos puso en muchas dificultades y conseguimos los tres puntos con mucho esfuerzo», recuerda el de Zaragoza. Los navarros también tienen sus retos que cumplir a pesar de tener ya casi imposible entrar en puestos de 'play off'. «Pensarán en la Copa del Rey porque hay tres filiales arriba y hasta el noveno puede entrar», añade.

Ellos –continúa– «ven el final más cerca y mantienen objetivos. Hay uno que es impepinable, que es que juegan contra nosotros. Con la humildad con la que siempre vamos, estamos habituados a que los rivales den más contra el Mirandés», sostiene Alfaro.

«Es un adversario que lleva casi el mismo número de victorias de local que de visitante; interpretan el fútbol de forma similar y tienen muy buenas individualidades, sobre todo arriba, con futbolistas que son intensos. Tiene buenos mimbres para jugar combinativo de medio del campo hacia arriba, dispone de unas líneas muy juntas y no acostumbra a meterse atrás».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos