Ocho jugadores buscan destino

Aurtenetxe llegó al Mirandés para jugar minutos, pero se va después de una mala temporada; tras jugar con anterioridad finales europeas y de Copa está a la espera.
Aurtenetxe llegó al Mirandés para jugar minutos, pero se va después de una mala temporada; tras jugar con anterioridad finales europeas y de Copa está a la espera. / A. GÓMEZ

Un tercio de la plantilla que descendió al Mirandés tiene su futuro en el aire

ÁNGEL GARRAZA

Aún queda mucho mercado y casi un mes y medio de plazo para que los jugadores de la última plantilla que desconocen cuál será su futuro inmediato se incorporen a un nuevo equipo. Hasta ayer eran ocho los efectivos que formaron parte del bloque que descendió al club a Segunda B que no habían encontrado destino para jugar en la temporada 2017/18. Un tercio del bloque si se contabiliza a los futbolistas sin contrato, los transferibles y los que han pactado una salida vía pago de la cláusula (Fran Cruz, porque Guarrotxena jugará en la Cultural Leonesa)

El deseo de los ocho es seguir en la categoría de plata, aunque no todos, posiblemente la mayoría de ellos, no lo podrá conseguir. No ya por haber firmado una paupérrima campaña en el Mirandés, sino que la irregular trayectoria que han mantenido en los últimos años tampoco ha servido para llamar, de momento, la atención de otros clubes adscritos a la LFP.

En el equipo rojillo no lo han remediado ni se han revalorizado porque todos han resultado intrascendentes en una plantilla en la que muy pocos se han salvado del suspenso generalizado. Más bien se han devaluado.

Uno de los casos más llamativos es el de Jon Aurtenetxe, un jugador de tan solo 25 años, que ha jugado finales europeas y de Copa, que fue indiscutible en el lateral zurdo del Athletic de Primera División, a las órdenes de Marcelo Bielsa, y que rubricó una decepcionante temporada en el Mirandés que bajó de categoría y dejó el fútbol profesional.

Se encuentra sin equipo. Algunas informaciones vinculaban en fechas recientes al de Amorebieta con el Albacete, pero lo cierto es que no ha fichado (al menos hasta ayer) con el club que acaba de ascender, hace un mes, a Segunda.

«Estoy abierto a todo», decía hace días en una entrevista concedida a este periódico. «No me cierro a nada, ni a salir fuera ni a quedarme aquí. No me importa», comentaba este mismo verano cuando no eran muchas las ofertas que estaba recibiendo su agente.

No tira la toalla

«Ha habido momentos duros, pero nunca he pensado en tirar la toalla», confesaba después de asegurar que «fui a Miranda para jugar minutos. Con Carlos (Terrazas) lo hice, pero luego no. Estoy triste por la temporada», señalaba en referencia a su presencia en las alineaciones y a la pérdida de categoría. «Empezamos bien, luego entramos en una mala racha y echaron a Carlos. A partir de ahí, todo fue a peor. No sé si con él nos hubiésemos salvado, pero después no pudimos salir adelante».

Tampoco Ruymán ha encontrado equipo. Tras no ser renovado el jugador canario en Miranda, participó en la última sesión de la Asociación de Futbolistas, actividad en la que participan jugadores en situación de desempleo. Parece que se ha interesado el Recreativo de Huelva, aunque no hay nada confirmado todavía sobre el de Las Palmas.

De Fofo y Usero – éste llegó al Mirandés en el último mercado de invierno– nada ha trascendido y son dos futbolistas que aún no han fichado por otro club tras acabar contrato en Miranda. Al igual que gran parte de la última plantilla.

A estos cuatro, que ya no pertenecen a la disciplina del Mirandés, hay que sumar a Cruz, que ha alcanzado un acuerdo verbal con el club para rescindir su contrato y hacer efectivo el pago de la cláusula de rescisión. De momento, hasta ayer, no tenía nada avanzado con ningún conjunto.

No obstante, aún no ha cumplido con todos los trámites exigidos porque desde la entidad no se ha confirmado la carta de libertad definitiva ni del defensa cordobés ni de Guarrotxena, quien ya tiene equipo: la Cultural Leonesa, desde donde se ha anunciado que es un nuevo miembro de su plantilla. En su caso, no ha buscado una salida, solo ha tenido que decantarse por una de las ofertas que ha recibido estas semanas de Segunda División. Sea como fuere, en el Mirandés no han dicho de forma oficial que no son jugadores de la primera plantilla.

Tres salidas

A estos cinco que no saben todavía su destino, hay que añadir los dos transferibles que permanecen en Anduva: Pedro y Hervás. Siguen entrenando porque les quedan un año de contrato en el Mirandés, pero están en el mercado y se les busca una salida porque no van a hacer cambiar de opinión a Pablo Alfaro tras coincidir con él los tres meses últimos de la Liga anterior, tal y como admitió el técnico. No cuenta con ellos para el nuevo proyecto.

Es lo mismo que pretende el Tenerife con otro exrojillo, que perteneció a la anterior plantilla desde el pasado mes de enero: Álex García. El bilbaíno mantiene contrato por otro año más con la entidad insular, pero en la isla ya han confirmado que no cuentan con él y que está en el mercado. Con el extremo izquierdo son ocho los efectivos de la anterior plantilla que buscan un nuevo destino para el próximo curso.

Algunos tendrán que descender un escalafón y otros trasladarse al extranjero para continuar su carrera profesional.

Fotos

Vídeos