El Correo
Mirandés

El Mirandés se podría medir a los equipos manchegos, madrileños, navarros y al Logroñés

El Real Madrid Castilla podría enfrentarse de nuevo al Mirandés.
El Real Madrid Castilla podría enfrentarse de nuevo al Mirandés. / E. C.
  • Junto a los otros cinco clubes de la región, es la primera propuesta que trasladará la Federación regional a la Comisión de Segunda B antes de la asamblea del día 20

No hay unanimidad, tal y como era previsible, en los seis equipos de Castilla y León. Una región tan amplia y extensa tiene intereses distintos y contrapuestos acerca de la composición del grupo deseado para competir en Segunda División B y, por lo tanto, no hay acuerdo conjunto, si bien la propuesta que se trasladará a la Comisión de Clubes de Segunda B –que se podría llevar a cabo de forma inminente– pasa porque el Mirandés quede encuadrado en un lote formado por los otros cinco conjuntos de la Comunidad –eso es ineludible– y por los equipos de Madrid, Castilla-La Mancha, Navarra y La Rioja.

Esa es la propuesta que salió ganadora como consecuencia de la votación que se efectuó en el transcurso de la reunión que el representante del club rojillo –asistió el director general de la entidad, Ricardo Cantera– mantuvo con responsables de Burgos, Ponferradina, Guijuelo, Segoviana y Valladolid B a lo largo de toda la tarde de este pasado miércoles en la sede de la Federación regional.

Si se da el visto bueno a esta propuesta, el bloque de Alfaro tendría como rivales a los cinco citados, además de Artístico Navalcarnero, Real Madrid Castilla, Atlético de Madrid B, San Sebastián de los Reyes, Fuenlabrada, Rayo Majadahonda, Unión Adarve (todos ellos de Madrid), Toledo, Talavera de la Reina (Castilla-La Mancha), UD Logroñés y los navarros Izarra, Osasuna B, Tudelano y Peña Sport. Sería un lote compuesto por cuatro filiales (Valladolid, Osasuna y los siempre potentes de Real Madrid y Atlético de Madrid).

Madrileños, ¿sin canarios?

Una de las novedades, de consumarse este planteamiento, sería la separación de los equipos canarios y madrileños. Hasta ahora, han permanecido juntos a causa de los viajes que financia, en este caso, la Federación Española entre las islas y la capital.

Sea como fuere, Gimnástica Segoviana, Burgos y Guijuelo fueron los que ganaron la votación sobre la postura de Castilla y León en la conformación del grupo de Segunda División B de cara a la temporada que, de forma oficial, empieza mañana, aunque hasta agosto no se iniciará la competición.

El Mirandés, la Ponferradina y el Valladolid B defendían la constitución de un grupo similar al de esta última campaña, pero sin el Racing y, en este caso, con los gallegos. Sin embargo, en una segunda votación se retiró el filial pucelano dejando al club berciano y al rojillo en inferioridad. Lo que decantó finalmente el resultado en favor de la propuesta anunciada.

Marcelino Maté, presidente de la Federación de Castilla y León, había pedido una alternativa en la que no estuviese Navarra, tras el perjuicio sufrido por sus equipos en el ejercicio que finaliza hoy. Al final, la opción que prevaleció en el encuentro y que será casi con toda seguridad la que planteará Castilla y León ante la Comisión de Clubes de la categoría incluye un Grupo II con madrileños (7), castellano y leoneses (6), castellano manchegos (2), riojanos (1) y navarros (4).

El Grupo I lo compondrían Galicia, Asturias, Cantabria y Euskadi; el III lo conformarían las escuadras de Aragón, Cataluña, Islas Baleares y Comunidad Valenciana; quedando para el IV los pertenecientes a Murcia, Canarias, Melilla, Andalucía y Extremadura.

La alternativa

Esa sería la primera propuesta aprobada desde Castilla y León. La segunda, defendida por el Mirandés, incluiría a los gallegos (Racing de Ferrol, Celta B, Deportivo B, Pontevedra, Coruxo y Rápido de Bouzas) y a los asturianos (Lealtad, Caudal y Sporting B), además de a los cuatro navarros. No contaría con los castellano manchegos, los madrileños y el riojano.

Son las dos que, por este orden, trasladará desde la territorial castellano y leonesa a la Comisión de Clubes, que tendrá lugar nada más se sepa si hay algún descenso administrativo, hecho que se conocerá hoy, 30 de junio, el último día para que los clubes implicados en problemas e irregularidades se pongan al día con plantilla, trabajadores, administraciones y otros clubes y agentes.

Uno de los que está en una situación más complicada es el Boiro. Adeuda 94.000 euros a la plantilla. Si no hace efectivo el pago (hasta ayer no lo había hecho), el reglamento estipula que el que quiera subir ocupando el puesto del equipo gallego debería desembolsar 94.000 euros. Ya ha habido ofrecimientos estos últimos días.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate