El Correo
Mirandés

Kijera renueva por dos temporadas

Gorka Kijera es uno de los futbolistas con más partidos por temporada desde que llegó.
Gorka Kijera es uno de los futbolistas con más partidos por temporada desde que llegó. / A. GÓMEZ
  • El lateral izquierdo del Mirandés es el primer jugador que confirma su continuidad tras acabar contrato

El jugador quería continuar y el club que siguiese en el Mirandés, así que solo era cuestión de tiempo que se hiciera oficial un acuerdo que se rubricó a principios de semana y que ayer se hizo oficial tras las reuniones que el martes todos los miembros de la plantilla mantuvieron por separado con los responsables de la dirección deportiva de la entidad.

Gorka Kijera (acaba de cumplir 31 años) es uno de los pocos jugadores carismáticos para la afición que quedan. Es uno de los futbolistas destinados a ocupar la banda izquierda del equipo en Segunda División B y, fuera ya de lo que es el terreno de juego, como capitán será uno de los encargados de enseñar a los que lleguen por primera vez al club este verano la idiosincracia del Mirandés. Su labor, al margen de lo que es su presencia en el rectángulo de juego, será lo que se viene a denominar ‘hacer vestuario’. Propiciar la unidad de la plantilla, un aspecto vital para el óptimo funcionamiento del equipo.

Jesús Seba, director deportivo de la entidad, dejó claro antes de plasmarse este acuerdo que «conocéis mejor que nosotros como es Gorka. Tanto él como Rúper han demostrado un sentimiento importante hacia lo que es Miranda. Son jugadores que tienen un peso importante», destacó.

Permanecerá 5 campañas

Por todos estos motivos, Gorka Kijera y el Mirandés han alcanzado un acuerdo en virtud del cual el defensa guipuzcoano ha firmado con el equipo rojillo hasta el mes de junio de 2019. Kijera, que ha cumplido esta temporada su tercera campaña como efectivo mirandesista, se une así por dos años más al proyecto del Mirandés por volver a la Segunda División del fútbol español.

Permanecerá, al menos, cinco ejercicios y entrará en el selecto grupo de futbolistas que a lo largo de la historia han estado durante una cuantas temporadas consecutivas enrolados en el club.

El efectivo guipuzcoano llegó al Mirandés en el verano de 2014 procedente de un Eibar que acababa de lograr el ascenso a Primera División. En su primer ejercicio a las órdenes de Carlos Terrazas, el lateral izquierdo disputó 35 partidos y casi 3.000 minutos entre Liga y Copa.

Kijera fue una pieza importante del equipo que consiguió la mejor clasificación de la historia del Mirandés, que acabó la 2014/15 en octava posición de Segunda. El hernaniarra disputó 38 partidos y anotó tres goles mientras que la que concluyó sobre el césped este pasado domingo, el defensa vasco ha sido uno de los jugadores más utilizados por todos los técnicos que han pasado por el banquillo rojillo, superando otra vez los 3.000 minutos de juego.

En concreto, ha sido el que más minutos ha jugado al alcanzar los 3.203 en 38 encuentros. No es el que más partidos ha disputado (es Guarrotxena, con 40), pero sí el que ha permanecido durante más tiempo en el campo. Ha dado tres asistencias de gol.

Es en el Mirandés donde ha encontrado la regularidad. Tal es así que acumula un total de 111 partidos correspondientes a la competición doméstica con el Mirandés en sus tres primeras temporadas en el equipo de Miranda; 35, en la primera y 38 en cada una de las dos siguientes.

De estos datos se deduce que disputa 37 encuentros de media por temporada con la elástica rojilla. Un número elevado de choques si se tiene en cuenta que en Segunda hay 42 jornadas en total. La regularidad que muestra cada curso con todos los entrenadores es otro de los motivos que ha conllevado su continuidad en el club.

Se da la circunstancia de que el último ejercicio que el guipuzcoano jugó en Segunda B fue el 2012/13; entonces, lo hizo en las filas del Real Unión; después, pasó a Segunda División, donde ha estado cuatro temporadas seguidas, una en el Eibar y las tres siguientes en el Mirandés.

Desde el club se destacó ayer que «es un veterano del vestuario después de tres campañas vistiendo la elástica mirandesista; ha sido uno de los capitanes durante esta temporada portando el brazalete durante varios encuentros con su equipo en Segunda División. El de Hernani es el primer jugador en renovar esta temporada y se suma al proyecto del Mirandés por volver al fútbol profesional».

Salvo sorpresa, la siguiente renovación que se podría anunciar por parte de la dirección deportiva es la de Rúper. El acuerdo con el centrocampista podría ser similar al que se ha contemplado para posibilitar la continuidad del defensa por dos ejercicios más.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate