El Correo
Mirandés

Jorge Martín ejercerá de primer entrenador en Almería por el partido de sanción a Alfaro

Jorge Martín, en un encuentro con el filial.
Jorge Martín, en un encuentro con el filial. / A. GÓMEZ
  • El técnico que ha dirigido al filial trasladará al equipo las directrices del zaragozano y el Comité impone al meta Roberto un encuentro de castigo

Los integrantes del Comité de Competición acordaron resolver con un partido de sanción la expulsión que sufrió Pablo Alfaro en el minuto 72 del encuentro que el Mirandés jugó ante el Valladolid. «En el minuto 72 el técnico Alfaro Armengot, Pablo fue amonestado por el siguiente motivo: Desaprobar con palabras y gestos una decisión mía». Es lo que recogía en el acta arbitral Gorostegui Fernández, lo que le ha acarreado no poder sentarse en el Estadio Juegos del Mediterráneo este próximo sábado. Así que la duda que planeaba tras estos hechos radicaba en quién ocupará su lugar en el banquillo como encargado de trasladar sus directrices. La incógnita se ha despejado ya al ser Jorge Martín el elegido para la cita en Almería.

Es lo lógico. Lo indicó el propio Pablo Alfaro el día de su presentación cuando fue preguntado sobre los compañeros de viaje con los que llegaba a Miranda. «Jorge Martín será el segundo entrenador del equipo», manifestó acerca de los ayudantes que mantendría en el club rojillo hasta el final de la temporada y, en este caso concreto, al hacer referencia al preparador que durante este ejercicio se ha encargado del filial, del Mirandés B en el Grupo VIII de Tercera División.

Y, además, durante los ensayos también hace las veces de segundo entrenador. Colabora con Alfaro en todo lo necesario, tanto en la ejecución de los ejercicios junto a los jugadores como en otras tareas específicas, así que será quien reciba las instrucción del zaragozano –que sí viajará pero no podrá ejercer como primer entrenador en el banquillo– y las traslade a los futbolistas.

Martín (Toledo, 1975) es, además, el director del fútbol base de la cantera rojilla. No se sienta durante los encuentros oficiales en el banco destinado al cuerpo técnico y a los suplentes, sino que ha seguido hasta ahora las evoluciones del primer equipo desde la grada cuando el partido no coincidía con el encuentro del filial.

Ahora, le toca dirigir a un equipo de Segunda División por primera vez, aunque sea como ‘mensajero’ por la sanción impuesta a Alfaro. No obstante, la intención con la que el toledano afrontará el envite es la misma que tiene el resto del colectivo. Ir a por los tres puntos a Almería y a luchar hasta el final.

Al margen de la novedad en el banquillo, para este compromiso también habrá otra en la portería a causa de la sanción que también recibió ayer Roberto Gutiérrez. El cancerbero, que hasta ahora ha gozado de la confianza del actual entrenador, deberá descansar de forma obligada en este partido al creer Competición que merece uno de castigo por ser expulsado frente al Valladolid por doble amarilla. Una, por cometer penalti (no lo fue) y la otra, por quejarse de forma reiterada y por lanzar, acto seguido, fuera el balón en señal de protesta.

Moussa, en la citación

Así las cosas, Sergio Pérez recuperará en tierras andaluzas la titularidad que ostentó al comienzo de la campaña y, después, en algunos encuentros. Será quien defienda la portería rojilla en Almería, lo que conllevará la convocatoria, por primera vez esta temporada, de Moussa, el guardameta del filial, que ya lleva unos meses entrenando a las órdenes del cuerpo técnico de la primera plantilla, entre ellos de Juanma Cruz, el preparador de porteros.

Habrá, al margen de otras modificaciones que pueda introducir Alfaro en el once inicial –vuelven a estar disponibles Provencio y Urko Vera, al menos en la citación– dos novedades: una en el banquillo y la otra, en el marco rojillo.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate