El Correo
Mirandés

Igor Martínez: «La insistencia de Milla y del director deportivo hizo que recalara en el Lugo»

El vitoriano defendió al Mirandés las dos últimas temporadas, pero el sábado será rival.
El vitoriano defendió al Mirandés las dos últimas temporadas, pero el sábado será rival. / Avelino Gómez
  • «Me pensé la oferta del Mirandés porque estuve a gusto allí la segunda temporada», afirma un jugador que sale por vez primera de su entorno

El exjugador del Mirandés (26 años) culminó el pasado mes de junio dos temporadas consecutivas con el equipo de Anduva para recalar en el Lugo. Alavés, Bilbao Athletic, Athletic y el conjunto rojillo han sido sus anteriores destinos. Ahora, por primera vez, se ha desplazado más lejos de su lugar de residencia, Vitoria. Confirma que la llamada de Luis Milla, su actual técnico, terminó de convencerle para cambiar este verano de destino.

–¿Cómo se lleva ser el jugador más solicitado del Lugo esta semana?

–Bueno, je je, la verdad es que es normal que te llame la gente de un ex equipo tuyo y más, después de acabar en junio allí.

–Vamos, que se lo esperaba.

–Sí, sí, esta semana me lo esperaba.

–¿Qué tal los primeros meses en Lugo?

–Bien. Es una ciudad pequeña, así que estoy poco a poco adaptándome. Sí que es verdad que nunca había salido de casa, esta es la primera vez, pero ya estoy en el piso viviendo y todo va bien.

–Es la primera vez que sale fuera, tras jugar en el Mirandés, Alavés y Athletic y residir en Vitoria. ¿Cuesta más adaptarse?

–Todos estos años, al final, siempre he estado en casa o muy cerca de vitoria y ahora se trata de una experiencia nueva. Pero ya me estoy adaptando tanto a la ciudad como al equipo. Cuesta un poco más porque todo es nuevo, pero va bien.

–Luis Milla le convocó en 2010 para la selección española sub-21. ¿Tanto le convenció para que ahora recalara en este club gallego?

–Sí, sobre todo fue eso, la insistencia que mostraron tanto el míster como el director deportivo para que viniera a Lugo. Fue lo que hizo que me decantara finalmente por venir aquí. Sí que pensé hasta última hora aceptar la propuesta del Mirandés porque estuve muy a gusto allí, pero al final me decanté por ir al Lugo. Ya conocía al míster de la sub-21 y todo eso hizo que decidiera cambiar. Estoy contento porque cuando me llamó lo valoré mucho y que te llame el entrenador, te pida que vayas y te dé confianza es lo más importante para nosotros en el fútbol.

–Es otro sistema y otro planteamiento diferente. ¿Es más difícil asimilarlo al principio tras dos temporadas con otro estilo como futbolista del Mirandés?

–No ya solo por el juego, sino por todo un poco. Como te he dicho antes, salgo por primera vez de casa y siempre cuesta un poco más hacerte tanto a los compañeros como al estilo de juego pero ahora estoy bien. En los dos primeros partidos he entrado al campo como primer cambio y ahora se trata de convencer al mister para entrar en el once inicial.

–Porque la posesión y el estilo combinativo es irrenunciable, al igual que lo era antes con Setién.

–Sí, el buen trato de la pelota y tenerla es lo que nos gusta. Ahora, ha querido introducir algunos pequeños matices, como por ejemplo ser más vertical que el año pasado en la parte ofensiva, y el equipo lo va asimilando. Creo que lo vamos haciendo cada vez mejor.

–El Lugo ha fichado mucho y en las últimas horas. ¿Apunta alto esta temporada?

– La verdad es que hay muy buen equipo en el Lugo, hay mucha competencia este año y eso siempre es bueno para todos los jugadores, hay dos por posición y vamos a ver hasta dónde podemos llegar. Pero lo importante va a ser llegar a los cincuenta puntos cuanto antes y si se puede, una vez que los tengamos, aspirar a más, pues no vamos a descartar nada en absoluto.

–El técnico y jugadores del Mirandés hablan de subir a Primera, el Lugo no descarta poder estar arriba...; ¿estamos ante la rebelión de los modestos frente a tanto ‘gallito’ en la categoría?

– Los equipos modestos han hecho grandes equipos y los hacen cada vez más, pero está claro que también los grandes han hecho muy buenas plantillas. Todos se han reforzado muy bien y tanto para estar arriba como para no estar abajo va a ser difícil. Es una categoría muy igualada, al igual que en años anteriores y todavía es pronto para decir quién puede estar por delante.

–¿Ya le han preguntado su técnico y compañeros en el Lugo sobre el partido de Anduva? Aunque en Segunda no hay tantos secretos.

– Hoy tenemos un partido amistoso (el Lugo jugaba anoche en Riazor ante el Deportivo) y hemos estado más centrados en este encuentro, así que a partir de mañana (por hoy) estaremos ya más centrados en el partido ante el Mirandés.

–¿Qué le cuentan del actual Mirandés quienes siguen en el equipo rojillo?

– Sí que tengo contactos con jugadores, fisios y cuerpo técnico y me dicen que están muy bien, que están a gusto. Además, ahora han hecho obras en el campo, que está muy chulo y la verdad es que ya tengo ganas de ir allí.

–De lo que conoce del actual Mirandés, ¿ha cambiado mucho respecto a la plantilla de la temporada pasada?

– Sí, está claro que ha habido muchos cambios, hay jugadores nuevos. En los dos últimos partidos ya se cambió el sistema, que es el que ahora está utilizando y es evidente que vamos a ver otro Mirandés muy distinto al de la temporada pasada.

–Lugo y Mirandés son dos clubes que han ido de la mano estos últimos años y que son similares en muchos aspectos. ¿Ha apreciado muchas diferencias entre uno y otro?

– No. Al final, los dos son modestos que quieren crecer como clubes en Segunda. Creo que los dos equipos lo estamos haciendo bien, están asentados en la categoría y ojalá que los dos sigan creciendo en estos próximos años.

–Ante el partido del sábado, ¿qué factor puede hacer inclinar la balanza hacia uno de los dos equipos?

–Nosotros tenemos que hacer nuestro juego, llevar el control y tener cuidado con los contragolpes porque sabemos que el Mirandés se cierra muy bien por dentro. No nos va a dejar jugar por dentro y tendremos que mover la pelota muy rápido. Van a apretar arriba y van a querer robarnos el balón en nuestro campo.

–Aunque suene a tópico, habrá ganas de volver a jugar en Anduva.

–Sí. En la primera temporada viví momentos malos y difíciles, pero en la segunda todos los que nos quedamos nos reivindicamos. La gente me trató muy bien y acabé contento, así que es un partido especial.