La necesidad de ganar en el regreso a Anduva

Camacho jugará ante su exequipo y Llorente integra la primera citación, antes de que se anuncie el descarte./Avelino Gómez
Camacho jugará ante su exequipo y Llorente integra la primera citación, antes de que se anuncie el descarte. / Avelino Gómez

El Mirandés recibe al Izarra con el firme propósito de continuar en la lucha por el campeonato del Grupo II de Segunda B tras sufrir dos derrotas consecutivas en casa

ÁNGEL GARRAZA

Los rojillos vuelven a casa después de ganar en Tafalla para medirse esta tarde (Anduva, 17.00 horas) a otro conjunto navarro, el Izarra. Regresan tras no sumar punto alguno en Miranda desde hace casi dos meses al perder de forma consecutiva como local ante el Leioa y el Racing y vencer por última vez el ya lejano 10 de diciembre al Arenas, no sin muchos apuros. El objetivo, por lo tanto, radica en no cosechar más derrotas en casa. Para un claro candidato al ascenso a Segunda, caer otra vez ante la hinchada rojilla, en este caso contra un rival que tiene como único reto la permanencia, sería complicado de digerir.

Refrendar junto a la afición el triunfo que el equipo logró hace siete días con cierta solvencia fuera de su hábitat natural. De eso se trata; y de que el bloque de Alfaro muestre un empaque de conjunto favorito que ha perdido en las últimas fechas como local. Todo lo contrario de lo que sucede a domicilio, donde a excepción del accidentado duelo que se disputó en El Molinón frente al ahora líder, en el resto de choques que juega lejos de Anduva se muestra poco menos que intratable.

Los datos no engañan y así lo corroboran. El Mirandés es el mejor equipo de todo el Grupo II cuando disputa sus encuentros como visitante. Suma 26 puntos de los 46 totales que acumula en la tabla. Nadie iguala este registro porque los que más se acercan en este capítulo se quedan a seis.

No ocurre lo mismo como local, donde los números son peores. De hecho, no jugaría ni siquiera la Copa (la disputan los seis primeros clasificados de la categoría) porque si solo se contabilizaran sus duelos en casa sería el noveno clasificado. Un balance muy pobre para uno de los grandes candidatos del lote del norte al campeonato. Los ocho primeros de la tabla y el Barakaldo presentan un mejor bagaje que los rojillos cuando disputan los partidos en sus estadios.

Sin perder la consistencia que muestra lejos de Anduva, el reto reside en mejorar los registros en el propio terreno de juego para seguir aspirando al primer puesto y no ver en peligro el primer objetivo marcado desde el club. Ha ganado 8 partidos a domicilio y solo seis en la condición de anfitrión, que es como ha perdido más (3, por solo dos encuentros como visitante).

Desde el cuerpo técnico se efectuaron algunos cambios la semana pasada, que «resultaron», tal y como reconoce el propio inquilino del banquillo, quien asegura que «se tienen en cuenta» De ahí que es probable que apenas haya modificaciones en el once inicial que podrá en liza el aragonés esta tarde. Lo que funciona es mejor no variarlo y si se mostró satisfecho con el partido que protagonizó el equipo –especial hincapié ha hecho en el comienzo, nada bueno en las últimas comparecencias del Mirandés ante su público– es de prever que mantendrá a buena parte del bloque.

Hizo jugar a futbolistas con un talante más asociativo del medio del campo hacia adelante mientras que mantuvo a dos pivotes de corte más defensivo por detrás: Rúper y Eneko Undabarrena. Esta vez sí que se verá obligado a realizar, al menos, un cambio porque el central David Prieto no puede ser de la partida al acumular cinco tarjetas amarillas. En su lugar dará entrada a Melli, en el banquillo durante el compromiso que se jugó en San Francisco.

Alfaro convocó ayer a los 19 efectivos disponibles, entre ellos a los tres refuerzos invernales: Eneko, Rivada y Llorente, de ahí que deberá efectuar un descarte. La decisión final dependerá del estado de Peláez, que ha entrenado en las últimas sesiones con el resto de compañeros después de perderse la cita del anterior fin de semana por unas molestias en los isquiotibiales.

Por parte visitante, son bajas Hinojosa y el delantero Sola. Se espera una mínima presencia de hinchas blanquiazules, a pesar de que desde la entidad navarra se anunció días atrás que se fletaban autobuses gratuitos para esta cita.

El rival es el segundo peor en defensa al encajar 35 goles

El Izarra visitará Miranda con un saldo negativo respecto al balance defensivo. Solo sus vecinos de la Peña Sport empeoran su registro al contabilizar 41 goles encajados, por 35 los que ha recibido el Izarra, el adversario hoy del Mirandés. De hecho, los blanquiazules de Estella han visto perforada su portería en casi todos los choques que se llevan disputados de liga. Solo quedaron imbatidos ante Osasuna B (0-1) y el Real Unión (2-0). En los 21 envites restantes han recibido siempre alguna diana. Y fueron la UDLogroñés (5-2) y el Amorebieta (5-0) los que les endosaron las mayores goleadas. La Real Sociedad B y el Sporting B hicieron tres cada uno. Han ganado 6 partidos, 3 fuera de casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos