El mutismo se instala en el Mirandés

Seguidores rojillos en la última jornada en Anduva ante el Extremadura. /Avelino Gómez
Seguidores rojillos en la última jornada en Anduva ante el Extremadura. / Avelino Gómez

La afición rojilla asiste con preocupación a la escasez de movimientos anunciados desde que el primer equipo quedó eliminado del 'play off'

ÁNGEL GARRAZA

La marcha del ya exdirector deportivo, Jesús Seba, al Mundial de Rusia para trabajar con Bélgica, un hecho que en la entidad ya conocían desde hace semanas, el nombramiento de su sustituto (no presentado todavía), Chema Aragón, y la comunicación de la renovación de David Prieto son los únicos pasos que se han trasladado a la opinión pública desde que hace dos semanas el Mirandés quedó eliminado del 'play off'.

Y otro que causó sorpresa porque se desconocía: la temporada que tiene de contrato Pablo Alfaro al haberse clasificado para el 'play off'; así lo confirmó el propio presidente, Alfredo de Miguel, el pasado día 11 de junio, en la despedida de Seba.

Sin embargo, dos días antes, tras el partido ante el Extremadura, el propio entrenador pidió «día y medio». Conocía su continuidad, pero no la confirmó en su, por ahora, última rueda de prensa. Lo que no deja de ser llamativo. Alfaro es, asimismo, una persona activa en las redes sociales y desde que cayó ante el equipo de Almendralejo no ha realizado ni una sola alusión al Mirandés. Ni al pasado ni al presente ni al futuro.

Bien es cierto que el equipo concluyó la temporada más tarde que el resto de rivales que compitieron contra el conjunto rojillo en el Grupo II, lo que siempre conlleva una demora en los movimientos de la entidad ante el desconocimiento sobre la categoría en la que va a competir, pero la hinchada rojilla desconoce prácticamente todo de su equipo de cara al siguiente curso.

Nada se sabe acerca de si continúa el resto del cuerpo técnico (se supone que Alfaro sí, aunque en medios de comunicación andaluces se publicó hace unos días que el aragonés recibió una llamada de Caparrós, entrenador del Sevilla, para que formara parte de su grupo de trabajo).

Tampoco sabe si hay jugadores de la última plantilla cuya continuidad interesa, así como las bajas definitivas (los propios jugadores son los que lo están anunciando, de forma progresiva, principalmente a través de sus cuentas). Hay futbolistas que llevaban unos años en el club (Sergio Pérez, esta vez) y nada se recoge en las vías oficiales del club (las entrevistas de los medios de comunicación de la ciudad con sus responsables para hacer balance y empezar a calentar motores para la próxima campaña quedaron, hace tiempo, para la historia).

Nada se conoce acerca de la pretemporada, cuándo se prevé su inicio o si ya hay algún partido amistoso programado (es de suponer que sí) ni de una campaña de abonados que (todo hace indicar) se presentará en el próximo mes de julio.

Así que no es de extrañar que los mensajes que se vierten tanto en la calle como a través de internet en una ciudad tan futbolera y apegada a su primer equipo como es Miranda sean de cierta preocupación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos