El Mirandés protagonizó a Logroño el desplazamiento más masivo del Grupo II

El Mirandés protagonizó a Logroño el desplazamiento más masivo del Grupo II

Los 1.500 seguidores que fueron a Las Gaunas es un dato que no se ha igualado en la primera vuelta; el Racing ‘solo’ llevó mil a ese campo

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

No solo el Mirandés se encuentra entre los equipos que logra reunir a más seguidores en su campo cada dos fines de semana, cifras que solo supera de forma regular el Racing de Santander, sino que la afición rojilla cierra la primera vuelta como la que ha protagonizado el desplazamiento más masivo en los últimos cinco meses de 2017 en el Grupo II.

Fueron prácticamente 1.500 los hinchas que viajaron a Logroño para arropar al equipo en Las Gaunas y ser testigos del 1-2 con el que se saldó aquel encuentro a favor del líder, después de una notable primera parte y de una segunda en la que apenas salió de su campo hasta en los instantes finales.

La marea rojilla ocupó prácticamente toda la parte inferior de un lateral del recinto, lo que dio pie, después del tiempo reglamentario, a una de las imágenes más vistas de esta campaña cuando la plantilla al completo y la afición que se congregó en el estadio riojano se despidieron con el ritual entre ambos que se sucede una vez que concluyen los encuentros.

Estas cifras no las ha igualado, de momento, nadie. El Racing, que tiene otra hinchada viajera aunque lleva ya varios años en el pozo (lo es más todavía para un club de sus características e historia) de la categoría de bronce, movilizó a un millar de seguidores al mismo estadio. Menos que el Mirandés.

El Burgos hizo que 1.100 aficionados se dieran cita en Anduva, en uno de los desplazamientos con más presencia burgalesista de los últimos años, si bien las cifras no llegaron a las que por ahora hacen que el conjunto rojillo también lidere este capítulo. Tanto blanquinegros como mirandesistas han jugado ya en El Sardinero, donde llevaron a cabo un seguimiento, asimismo, significativo, pero sin llegar ni mucho menos a los datos que firmó la afición de Miranda en Logroño. Hasta allí movieron a 500 y 400 personas respectivamente.

O el propio bloque cántabro, que ha jugado ya en Gijón, un lugar siempre atractivo para los seguidores racinguistas, pero la asistencia de espectadores solo llegó al medio millar para presenciar el duelo ante el filial y actual segundo clasificado.

En la segunda vuelta

El Mirandés visitará campos en los que se pueden dar cita seguidores rojillos en un buen número: el propio Mareo, el próximo mes de enero, para jugar ante un rival que ahora está cuatro puntos por debajo; también Lezama, otro destino en el que la presencia mirandesista ha sido importante en pasados ejercicios, al igual que Lasesarre, el terreno de juego del Barakaldo.

Visitará El Plantío en marzo para jugar el duelo de rivalidad provincial en otro recinto en el que se puede reunir un elevado número de hinchas rojillos. Son los terrenos que, a buen seguro, contarán con afluencia de seguidores de Miranda, que irán variando en cuanto al número en función también del devenir de la propia competición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos