El Mirandés pide otras 300 entradas y prevé mil rojillos en Las Gaunas

La afición se prepara para afrontar el mayor deplazamiento de los últimos años y completa ya 8 autobuses; cinco saldrán por la mañana

ÁNGEL GARRAZA

La condición de líder que ostenta el equipo de Pablo Alfaro, unido a que mantiene una progresión constante, a la comunión cada vez más palpable con la afición y a la proximidad de Logroño y de un estadio, Las Gaunas, siempre atractivo a lo largo de la historia para la hinchada mirandesista son algunos factores que propician que la marea rojilla esté de regreso. Tal es así que en el club se han solicitado otras 300 entradas además del primer paquete de 700 que se remitieron desde la capital riojana hace días.

No es nada descabellado pensar, y así se apunta desde la entidad, que mil rojillos se den cita este próximo domingo en el campo logroñesista. Se esperaba una afluencia notable de hinchas, pero la expectación sigue en aumento y las previsiones iniciales se han desbordado. De tal manera que la asistencia estará muy cerca o incluso alcanzará la que presentaba Las Gaunas, de aficionados mirandesistas, las últimas ediciones que visitó el conjunto de Miranda este recinto, en las temporadas 2010/11 y 2011/12. La ubicación fue en un lateral, en las localidades más próximas a uno de los fondos del campo.

Hasta última hora de ayer miércoles se habían completado ya un total de ocho autobuses. Una flota que podría crecer en las próximas horas porque las inscripciones en las peñas continúan hoy abiertas y el número de autocares se podría incrementar a lo largo de este jueves.

Cinco saldrán por la mañana, a las 11.00 horas, con el fin de aprovechar el día en Logroño o en la comida de hermandad que ha organizado la UDLogroñés en colaboración con el Mirandés, mientras que los otros tres restantes lo harán a partir de las tres de la tarde para que sus viajeros vayan de forma exclusiva al partido que comenzará dos horas después.

Camisetas alusivas

Además de los que se desplacen en los, de momento, ocho autobuses, desde Francisco Cantera se confirma que también son muchos los que realizarán los escasos 60 kilómetros que separan ambas ciudades en vehículos particulares. Será, por lo tanto, el mayor desplazamiento de aficionados del Mirandés de estas últimas temporadas.

Desde el club anfitrión, por su parte, se ha potenciado una iniciativa como es la comida de hermandad a partir de las 14 horas, donde se sortearán camisetas alusivas con los dos escudos, los nombres de los equipos y la fecha del encuentro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos