El Mirandés jugará la vuelta en Anduva del duelo por el ascenso ante el Mallorca

El conjunto bermellón acabó como campeón del Grupo III de Segunda B./ REAL MALLORCA
El conjunto bermellón acabó como campeón del Grupo III de Segunda B. / REAL MALLORCA

El partido en Son Moix se podría disputar el domingo a las 12 del mediodía y el de vuelta está pendiente de horario

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

Fue la última bola correspondiente a los cuatro equipos campeones de grupo de Segunda División B que apareció en el sorteo que se llevó a cabo en el salón Luis Aragonés. El Mirandés ya sabía, por lo tanto, que se va a jugar el ascenso directo con el Mallorca. El partido de ida tendrá lugar en Son Moix y el de vuelta en Anduva. Los horarios aún no son definitivos, si bien el de este próximo domingo todo hace indicar que se jugará a las 12 del mediodía en Palma.

Hasta ahora, habida cuenta de la peculiaridad que presentan los conjuntos insulares y de la normativa que existe en los partidos ante estos equipos, en las bases de competición de la temporada 2017/18 se refleja que los encuentros de equipos de Mallorca en la península y los de éstos en la isla se jugarán «en domingo, no más tarde de las 12 del mediodía». Pero, en esta ocasión, se introduce un matiz importante. Y es que habrá televisión oficial por primera vez en estas eliminatorias de Segunda B y eso, ya se sabe, lo cambia todo.

Cabe recordar que había un precedente frente al Atlético Baleares. Los rojillos tuvieron que disputar su encuentro en domingo, a las 12 del mediodía, en Anduva y siete días después, en plenas fiestas de San Juan del Monte, lo hicieron en Palmas a las 10.30 horas. La situación se repite en la isla seis años después aunque en lugar de ser el Atlético Baleares, el oponente en esta ocasión es el histórico Mallorca.

Los horarios de los vuelos, en un principio, obligaban a seguir esa franja, si bien existe la posibilidad de que se produzca un acuerdo entre ambos clubes y el ente televisivo, en virtud del cual la vuelta en Miranda apunta a las seis de la tarde.

A última hora de ayer, ni Mirandés ni Mallorca confirmaron nada al respecto, aunque todo va encaminado a que la ida se juegue a las 12 del mediodía de este próximo domingo en Palma y a que siete días después ambos equipos se midan las caras en Anduva por la tarde.

Primeros contactos

El consejero delegado del club bermellón, Maheta Molango, que el día anterior presenció desde la vieja Tribuna de Anduva el Mirandés-Gernika junto al entrenador Vicente Moreno, mantuvo los primeros contactos en Madrid con el presidente, Alfredo de Miguel, el vicepresidente, Ángel Fernández de Aránguiz, el director deportivo, Jesús Seba, y el director general de la entidad, Ricardo Cantera, los cuatro representantes del Mirandés que se dieron cita en la sede de la Federación. Las primeras conversaciones apuntan a fijar los horarios señalados para un duelo que se volverá a vivir en la categoría de bronce.

Y es que hace un año, el Mallorca consumó su descenso a Segunda B después de 36 años en Primera y Segunda. Y lo certificó, precisamente, en Anduva, el domingo de San Juan del Monte ante un Mirandés ya descendido. Fue un duro varapalo para la entidad mallorquinista porque tras décadas en el fútbol profesional bajaba al barro.

El destino ha querido que ambos se junten de nuevo para dirimir una de las dos plazas de campeones con destino a la LFP. Pero esta no es la única coincidencia, sino que en la plantilla bermellona se encuentran viejos conocidos de la hinchada mirandesista.

En sus filas figuran Lago Junior, delantero que permaneció durante media temporada al Mirandés de Terrazas hasta que el rival por el ascenso desembolsó su cláusula de rescisión y se lo llevó a Palma. También aparece en su plantel otro punta, Abdón Prats, un jugador que no contó en exceso para los entrenadores que tuvo en la categoría de plata y que bajó de escalafón tras dejar Miranda para jugar en el Racing y, ahora, en el Mallorca, en su tierra.

Álvaro Bustos completa el trío de exrojillos en la isla. El extremo recaló en Anduva cedido por el Sporting, pero también pasó desapercibido por Miranda, con poca presencia en las alineaciones y escaso protagonismo en el juego. Ahora, ya desvinculado de la entidad asturiana desde este pasado verano, juega en propiedad con el bloque insular.

2.600 entradas vendidas ya

Se da la circunstancia de que el Mallorca comenzó a vender entradas antes de que se llevase a cabo el sorteo que tuvo lugar ayer y sin saber ni el rival ni cuándo se iba a disputar el envite en tierras baleares. La expectación es grande en Palma y ya se han vendido previas colas de aficionados 2.600 localidades (785 durante la jornada de ayer) para el compromiso de este domingo, 20 e mayo, el primero de los dos que servirá para dilucidar qué equipo consigue de forma directa el ascenso. Por el camino más corto, como decía Pablo Alfaro.

También existe interés entre la afición mallorquina por desplazarse a Miranda. Ese es uno de los motivos por los que desde el club insular también se apuesta porque el choque se juegue por la tarde en Anduva. Si ya acudieron 700 seguidores hace un año para presenciar en directo el descenso de un histórico, esta vez quieren repetir viaje para otro fin que el Mirandés intentará impedírselo.

De momento, desde el Mirandés nada se había confirmado al cierre de esta edición sobre horarios, precios y entradas.

La otra eliminatoria de campeones enfrentará al Cartagena con el Rayo Majadahonda. La primera cita será en Cartagonova y la segunda en Madrid al ser el presidente del Mirandés, Alfredo de Miguel, quien sacó la segunda bola con el nombre del equipo que juega en El Cerro del Espino.

Sea como fuere, el Mirandés, y esta es otra coincidencia más, se volverá a jugar el ascenso a Segunda con una escuadra balear. En 2012, eliminó al Atlético Baleares y ahora quiere hacer lo propio con el Mallorca en un nuevo intento por subir a la LFP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos