El Mirandés cambia a todo el cuerpo técnico para la próxima temporada

Álex Martínez, exdirector deportivo del Rápido, es el segundo técnico, Pablo Gómez el preparador físico y Anxo Martínez, el entrenador de porteros

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

El cambio en el organigrama técnico del primer equipo del Mirandés es completo. Era lo previsible, máxime cuando se produce el 'aterrizaje' de un nuevo técnico para ocupar el banquillo con ideas y planteamientos diferentes a los que mostraron sus precedentes. Se rodea de 'su gente' y es lo que ha hecho Borja Jiménez nada más llegar al club rojillo.

El ayudante de Pablo Alfaro, Miguel Alonso, dejó entrever en un anterior mensaje lanzado a través de las redes sociales que continuaría en el club. Cabe recordar que, al igual que el aragonés, tenía un año de contrato con la entidad rojilla y, al parecer, tenía pensado cumplirlo pese a que su jefe no iba a continuar en Miranda. Finalmente, no va a ser así y tras previo arreglo/pago económico a Alonso, la situación que se recoge en el seno del conjunto rojillo es de modificación total del organigrama técnico.

Tal es así que el director deportivo, Chema Aragón, está acompañado de Borja Jiménez como primer entrenador, quien a su vez se rodea de personal de su confianza para la nueva aventura que emprende en el Mirandés. Álex Martínez es el segundo técnico. Ya ha comenzado a trabajar con el abulense, si bien ambos compartieron proyecto el año pasado. De hecho, el ayudante ejercía de director deportivo del Rápido de Bouzas hasta esta primavera. Ambos se desvincularon del club gallego y ahora intentarán llevar al Mirandés a buen puerto o, lo que es lo mismo, a Segunda División.

Martínez, en realidad, es un entrenador, barcelonés (1973). Permaneció 17 años como técnico en la cantera céltica, desde el equipo benjamín hasta el juvenil de División de Honor y como segundo entrenador del Celta B. Formó parte del cuerpo técnico de Patxi Salinas en el Sant Andreu y también trabajo en el Ourense e incluso en Malta.

Tras tres años al frente de las operaciones deportivas en su anterior equipo, pasa ahora a ejercer las tareas de segundo de Jiménez.

El preparador de porteros es Anxo Martínez, quien desarrolló esta función en el Rápido de Bouzas. Nuevo en la plaza de Miranda, pero de la confianza del joven mister. Y el encargado de la preparación física es Pablo Gómez, que sustituye a Pablo de la Torre (se va a trabajar al AEKLarnaka, de Chipre).

Cambio íntegro, por lo tanto, en el organigrama técnico. Quienes sí continúan son los fisioterapeutas Daniel Salazar y Fernando Urtasun, así como la médica Arantxa Barruso. Las personas encargadas de velar por el buen estado de los futbolistas siguen en el equipo.

«Un entrenador cuando emprende una aventura así debe rodearse de gente con la que ha trabajado, de su confianza; es muy importante porque el año es muy largo y además, están muy preparados», apunta Jiménez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos