El mejor visitante de la categoría se medirá a un Athletic B sólido en casa

El bloque rojiblanco lleva sin perder en Lezama desde la primera jornada de liga, cuando en el mes de agosto sucumbió por 1-2 ante la UDLogroñés

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

Es una circunstancia singular. Lezama cita a dos equipos que en lo que se lleva de campeonato se han caracterizado por su fiabilidad a domicilio, en el caso del Mirandés, hasta el punto de ser el mejor fuera de casa de los 80 equipos que integran la Segunda División B, y por su solidez como local, cualidad que atesora el Bilbao Athletic, rival que obtiene sus mejores resultados en casa.

Tal es así que la escuadra rojiblanca, que recibirá mañana a los de Alfaro, no pierde en su terreno de juego desde el primer encuentro de liga. Aquel 19 de agosto cayó ante la UDLogroñés por 1-2. No ha vuelto a hacerlo en lo que se lleva de competición, en los diez partidos siguientes que ha jugado con la presencia de sus aficionados.

Si el Mirandés ha ganado 8 de los 12 duelos que ha disputado lejos de su rectángulo de juego y solo ha perdido dos, ante otros tantos filiales, Osasuna B y Sporting B, su oponente de este fin de semana ha vencido en siete compromisos, empatado en otros tres y perdido solo uno cuando actuó como local.

Suma 24 puntos en Bilbao de los 38 que contabiliza en total. Números que reflejan la fortaleza del segundo conjunto del Athletic en su campo, donde solo ha disputado 11 envites, dos menos que los que ha jugado lejos de Lezama.

Esta joven plantilla también hace gala, en el apartado goleador, de haber encajado únicamente cinco goles cuando ha ejercido de anfitrión, mientras que ha conseguido 19. Los tantos en contra tuvieron la firma de solo cuatro equipos; los otros siete que han visitado a los cachorros se fueron de vacío, lo que demuestra la solidez de este bloque pese a su juventud.

Fuerte atrás y rápido arriba

Solvente atrás y muy rápido arriba. Son sus señas de identidad. Además de los dos que le marcó la UDLogroñés, el Sporting B le hizo otro (1-1), el Amorebieta también uno para cosechar el mismo signo que el actual líder de la tabla y la Peña Sport le anotó otro, que no le sirvió de nada porque cayó 4-1. Todos los demás, siete adversarios, se quedaron sin ver puerta ante la plantilla que entrena Garitano.

Fía su suerte, a tenor de los resultados que obtiene, a los partidos en su campo, aunque durante la primera hora del partido en Anduva dejó una grata impresión. Sin embargo, el anterior fin de semana perdía ya a la media hora de juego por 3-0 en Gernika, dígitos que son los que reflejó finalmente el marcador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos