Una leyenda rojilla todavía indiscutible

Una leyenda rojilla todavía indiscutible

Caneda es el jugador más longevo del fútbol español a sus 39 años y el único que lo disputa todo esta temporada en liga con la UD Logroñés

ÁNGEL GARRAZA

Si hay alguien al que se le puede aplicar la frase popular ‘no pasan los años por él’ es a César Caneda, una leyenda viva del Mirandés que este domingo, durante algo menos de dos horas, pasará a ser rival en el envite que acogerá Las Gaunas. Es el jugador más longevo del fútbol español con 39 años –acabará esta temporada con 40– e indiscutible en la defensa de la UD Logroñés donde, como era de esperar, hablan maravillas del exfutbolista rojillo.

Es el único efectivo de la plantilla blanquirroja que no se ha perdido ni un segundo de la Liga 2017/18. Y eso ya lo dice todo. Sus números son elocuentes: 14 partidos jugados, todos completos y una sola tarjeta amarilla. Todas las señas de identidad que dejó en Anduva las cinco temporadas que permaneció como mirandesista las traslada allá por donde va.

La clase, elegancia –tanto dentro como fuera del terreno de juego–, la ilusión y la atención que presta a todo –entre lo que se incluye una cuidada alimentación– para rendir a tope pese a su edad propicia que no se haya lesionado. En Miranda, de hecho, no se recuerda que sufriera contratiempo alguno a lo largo de las cinco campañas. En Logroño, aseguran, sigue igual.

«Es el primero que viene a entrenar, ves tanto sus entrenamientos como los partidos y parece el más joven, está igual que el primer día; nunca se lesiona y es indiscutible en la defensa, pero por méritos no por nombre», afirman a este periódico las fuentes consultadas en el club riojano. Acumula ya 22 temporadas en el fútbol nacional, en todas las categorías.

«La motivación es lo más importante. Es una pasión», admite el vitoriano. Y la mantiene como el primer día. Realiza un trabajo preventivo para cuidar las rodillas y trabaja los grupos musculares de una manera especial con el fin de que en la competición no se resientan. Es uno de sus secretos. De momento, no se plantea su futuro más allá de este curso. Así que todo hace indicar que, en función de sus prestaciones actuales, continuará en los terrenos de juego.

El excapitán del Mirandés jugó un total de 212 encuentros oficiales de Segunda B, Segunda División y Copa del Rey con la camiseta rojilla. En 210 partió en la alineación y completó 206. Es el futbolista con más encuentros si se computan las tres competiciones (sin la Tercera División) de los 90 años de historia del club. Un total de 41 compromisos disputó cuando llegó en la temporada 2010/11; 48 en la siguiente, la que supuso el ascenso y las semifinales de Copa; 38 en el estreno de la entidad en la LFP; 42 y 43 en las dos últimas que jugó con el equipo de Anduva.

La regularidad fue en todas el denominador común, que aún mantiene en su equipo. La campaña pasada participó en 34 con los riojanos y en la actual lleva los catorce en un bloque con el que se medirá al Mirandés dentro de cuatro días en Las Gaunas.

Fotos

Vídeos