El lateral Mario es ya nuevo sub-23 rojillo

El joven Mario Hernández entrenó ayer por la tarde con el equipo de Alfaro.
El joven Mario Hernández entrenó ayer por la tarde con el equipo de Alfaro. / O. CASADO

El futbolista, de 21 años, procede del San Fernando (Cádiz), donde se formó, y firma por una temporada con el Mirandés

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés incrementa la nómina de jugadores sub-23 de su plantilla y completa así un puesto del equipo, el lateral diestro, con dos efectivos: Paris Adot, el primer refuerzo que se anunció por parte del club el pasado mes de junio, y el que ayer por la tarde se incorporó por primera vez a los entrenamientos del cuerpo técnico comandado por Pablo Alfaro: Mario Hernández.

El Mirandés y este jugador han llegado a un acuerdo, que se rubricó el jueves por la mañana, para que defienda la camiseta rojilla durante la próxima temporada. El andaluz, que llega libre procedente del San Fernando (Segunda División B) tras desvincularse de la entidad, conoció ayer por la tarde a los que serán sus nuevos compañeros durante estos próximos meses en Miranda.

Mario Hernández Tréllez (San Fernando, octubre de 1995) es un espigado lateral derecho de 21 años de edad, 1,78 metros de altura y apenas 60 kilos de peso. A pesar de su juventud, jugó casi 1.800 minutos la temporada pasada en Segunda División B, en la que se convirtió en su debut en la categoría de bronce del fútbol español.

Natural de San Fernando (Cádiz), el futbolista ha militado durante toda su trayectoria deportiva en las filas del conjunto de su ciudad, el San Fernando, «con quien alcanzó el primer equipo la temporada pasada y, de menos a más, fue convirtiéndose en una de las piezas más utilizadas por su entrenador en el tramo final de la competición», se señala desde el club rojillo.

Disputó 25 choque del curso anterior, 18 como titular, con el bagaje de un gol marcado. Joven y con ganas de progresar en el mundo del fútbol, este lateral sub-23 abandona el que ha sido su equipo desde que comenzó a jugar a fútbol para enrolarse en un proyecto ambicioso en las filas de uno de los conjuntos que aspira al ascenso como es el Mirandés.

Desconocido, como es lógico, por estos lares dada su juventud y que haya jugado en Cádiz en otro grupo diferente de Segunda B, destacan de él que es un efectivo «con largo recorrido al que le gusta sumar en ataque».

Mario tenía contrato con el San Fernando para esta próxima campaña. Su club contaba con él, de tal manera que se ha tenido que desligar de la entidad sureña para recalar en Miranda. Acabó su relación este miércoles y desde ayer ya integra la plantilla mirandesista en calidad de sub-23.

De esta forma, se cumple una de las premisas que buscan Seba y Alfaro en la elaboración de la plantilla: combinar juventud y experiencia. Paris es el lateral diestro que competirá con el andaluz por el puesto. Tiene aún 27 años, pero no es menos cierto que cinco temporadas a sus espaldas en Segunda B al haber militado en Osasuna B, Izarra, Tudelano, Murcia y Sabadell.

Conoce de sobra la categoría y el Grupo II al estar ya consolidado en ella, mientras que Mario Hernández es la apuesta de futuro de un jugador que es la primera vez que sale de su tierra para jugar en otro sitio.

A día de hoy, el Mirandés dispone en su plantilla de tres jugadores que están por debajo de esa edad: el de San Fernando, Yanis Rahmani, con 22, y Antonio Romero (21). De los 14 efectivos que integran el plantel, tres jugadores de campo son sub-23. El portero Sergio Pérez tiene 24 años.

Uno es lateral derecho, otro es extremo, aunque también puede jugar de delantero y el sevillano se ubica en el medio del campo, en posiciones más avanzadas aunque también puede hacerlo desde más atrás.

Siempre según las intenciones mostradas por el cuerpo técnico, quedarían por llegar tres o, como máximo, cuatro jugadores de más de 23 años a la plantilla, una vez que Alfaro no quiere apurar las 16 fichas permitidas de futbolistas que superen esa edad.

Y uno o dos efectivos más con menos de 23 con el propósito de tener una cantidad nunca superior a los 20 efectivos en el plantel, al menos hasta el mercado de invierno. Queda por concretarse la situación de los canteranos que realizan la pretemporada con la primera plantilla, entre ellos de Andrés del Olmo.

Dos porteros, otros tantos laterales diestros, uno zurdo, dos centrales, dos pivotes en la medular, uno más adelantado, tres jugadores de banda y el delantero centro Cervero forman el grupo a dos semanas del comienzo de la Liga de Segunda División B.

Fotos

Vídeos