Goliat solo puede contra David

El Mirandés pierde en Tudela ante el noveno clasificado en una segunda vuelta en la que solo ha ganado a rivales de una menor entidad./ C. GIL
El Mirandés pierde en Tudela ante el noveno clasificado en una segunda vuelta en la que solo ha ganado a rivales de una menor entidad. / C. GIL

El Mirandés pierde con los equipos de media tabla en adelante y solo gana a los de abajo en esta segunda vuelta

Óscar Casado
ÓSCAR CASADO

La segunda vuelta de los rojillos sigue mostrando síntomas que no se vieron durante la primera parte de la temporada. Una realidad con trece puntos menos en los mismos partidos que ha provocado que los jabatos se hayan complicado el primer puesto. Quedan cinco encuentros, y como dice el entrenador mirandesista, Pablo Alfaro, quedan muchas cosas por pasar. Pero las sensaciones y los datos se ponen de lado de los escépticos.

La derrota en Tudela significó romper una buena racha. El Mirandés había conseguido enlazar cinco encuentros sumando. Unos guarismos gracias a los cuales el conjunto de Anduva se puso a un punto del líder. Parecía que empujado por los buenos resultados se habían alejado fantasmas y cogido confianza para las seis finales que quedaban en el calendario, pero tras esta última jornada, el conjunto entrenado por Pablo Alfaro ha mostrado que está siendo como ese ciclista que sufre cuando la carretera se pone cuesta arriba, cuando los más fuertes empiezan a tirar.

Mientras los jabatos continúan haciendo la goma se va acabando la temporada y en esta segunda vuelta hay un mal que sigue castigando a los rojillos. Y es que tan solo se están sumando puntos contra equipos de la mitad de la tabla hacia abajo. Son como Goliat ganando a David, pero cuando el rival tiene más entidad el equipo sufre y además pierde.

De los catorce partidos de la segunda vuelta, el Sporting B, el Racing, el Bilbao Athletic, el Barakaldo y ahora el Tudelano han hecho hincar la rodilla a los de Alfaro. En todos estos casos, se trataba de rivales que estaban entre los diez mejores de la clasificación y el balance no puede ser peor.

Además, contra los equipos de media tabla el balance tampoco es nada positivo. Tras la vuelta de Navidad, el conjunto mirandesista empezó perdiendo en Anduva contra el Leioa, que en aquel momento ocupaba la décimo segunda posición. Posteriormente, hay otros dos rivales a los que se ha enfrentado y que estaban en tierra de nadie, sin optar a los puestos cabeceros pero tampoco con la necesidad que implica luchar por no descender.

Se trata del Amorebieta (13º) y del Burgos (11º) con los que se sumaron dos empates de manera consecutiva. Tras estos dos duelos, llegaron las tres últimas victorias, con las que se ha logrado la mejor racha de una segunda vuelta en la que los resultados están llegando contra los equipos de la parte baja de la tabla.

Rivales de descenso

Las últimas tres victorias llegaron contra el Caudal, el Osasuna B y el Lealtad. Todos estos partidos no estaban exentos de dificultad puesto que luchan por no descender y eso siempre hace que el rival sea peligroso, pero los tres están lejos del potencial rojillo.

En la segunda vuelta, el Mirandés ha vencido en seis encuentros, todos ellos contra equipos que estaban en ese momento en el puesto décimo quinto hacia abajo. Ese techo lo marcó el conjunto mirandesista en la jornada 24 en la que venció en Anduva al Izarra por 4-3. Así terminó un choque en el que Alfaro terminó muy enfadado, tras un duelo en el que se terminó sufriendo más de la cuenta tras haberse impuesto en la primera parte con un claro 3-0.

En cualquier caso, los datos reflejan que los de Estella han sido el único rival al que se ha vencido en la segunda vuelta que estaba fuera de los puestos de peligro. El primer triunfo después del parón fue contra la Peña Sport cuando era antepenúltima. Al margen de estos dos equipos navarros en la jornada vigésimo sexta se ganó al Vitoria en Anduva, estando el filial del Eibar en la plaza de promoción de descenso. Una lista que se completó con las tres victorias seguidas ante el Caudal, Lealtad y Osasuna B, antes de volver a perder este fin de semana en Tudela.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos