Ensayo de las segundas jugadas con la única ausencia de Igor Martínez

La plantilla hace hincapié en las caídas tras balón aéreo y en el aspecto físico en una vuelta a la actividad que contó con la baja del extremo

ÁNGEL GARRAZA

El equipo comenzó ayer a preparar de manera conjunta, tras el descanso del martes, el partido que jugará el próximo domingo contra el Barakaldo. Una vuelta al trabajo que contó con la presencia de 21 efectivos, entre los que se encontraban el defensa del filial, Carri, y el portero sin ficha del primer equipo, Moussa. No compareció, sin embargo, el que hasta la semana pasada había sido el único inquilino de la enfermería rojilla: Igor Martínez.

El extremo, aquejado de un problema muscular, comenzó a ejercitarse en solitario sobre el césped durante la semana pasada. Alfaro, incluso, confirmó el viernes que se había sumado al colectivo en la sesión que la plantilla trabajó a puerta cerrada en Anduva, ensayo que pudo completar, así que aunque no entró en la convocatoria para el partido en Olaranbe sí que se le daba ya como disponible para siguientes citas. Ayer, sin embargo, en el regreso de todos al campo, no pudo participar del trabajo grupal.

El vitoriano aún no ha podido arrancar después de que ya en verano sufriera un contratiempo similar que mantuvo al futbolista fuera de las citaciones oficiales. Ha jugado pocos minutos y solo un encuentro de Liga como titular, precisamente en el que se lesionó, en Merkatondoa, casa del Izarra.

Así las cosas, a la espera de su evolución se mantiene, cuando menos, como seria duda para el choque de este fin de semana frente al cuadro fabril.

Mientras tanto, sus compañeros hicieron especial énfasis en las segundas jugadas durante el primer ensayo en el que participaron todos juntos esta semana. El próximo adversario es un bloque que se caracteriza por su fortaleza física, por ser compacto y contundente, así que se empezó a trabajar lo que puede dar de sí este envite. Las caídas tras balón aéreo en el centro del campo para continuar con acciones de ataque es uno de los apartados que el cuerpo técnico quiere tener atado y controlado este domingo.

El capítulo físico también adquirió protagonismo con ejercicios de velocidad, fuerza y resistencia, mientras se desarrollaban cuestiones tácticas por parte de los efectivos que en ese momento no realizaban las pruebas citadas.

Tras la doble sesión del miércoles, esta mañana continuará la preparación en el horario habitual; el viernes, tendrá lugar a puerta cerrada en Anduva y el sábado se pondrá fin a los ensayos antes de recibir a los de la margen izquierda.

Fotos

Vídeos