Eneko es baja por tarjetas

El centrocampista entrenará esta semana, pero no jugará el sábado./ A. GÓMEZ
El centrocampista entrenará esta semana, pero no jugará el sábado. / A. GÓMEZ

Undabarrena llega a las cinco cartulinas amarillas y no jugará ante la UDLogroñés y el segundo técnico no se podrá sentar en el banquillo tras ser expulsado en Tudela

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

Al margen de la evolución que sigan durante estos próximos días los futbolistas que arrastran molestias físicas, Pablo Alfaro cuenta con una baja segura por sanción federativa para la cita de este sábado ante el conjunto riojano. Eneko Undabarrena llega a su primer ciclo de cartulinas amarillas desde que recaló en el Mirandés el pasado mercado de invierno y, por lo tanto, no podrá medirse a la UD Logroñés.

El centrocampista jugó los tres encuentros que el equipo rojillo disputó la pasada semana. Así que, en esta ocasión, descansará después de que recibiera la quinta tarjeta en el campo Ciudad de Tudela el pasado domingo. Ya había visto con anterioridad las amonestaciones frente a la Peña Sport en Tafalla, contra el Vitoria en Anduva, ante el Barakaldo en Lasesarre y el miércoles en Les Caleyes durante el choque frente al Lealtad.

Es una ausencia para el domingo, lo que supondrá que Rúper sea el único pivote de corte defensivo que alineará el entrenador aragonés para dar entrada, cerca de él, a un hombre que se caracterice más por la creación, como podría ser el caso de Antonio Romero.

El primero jugará seguro, salvo que padezca algún contratiempo en el tiempo que falta hasta el sábado por la tarde y el sevillano es más que probable que también ocupe un lugar en la medular.

Quien no se podrá sentar en su lugar habitual es el segundo técnico, Miguel Alonso. El motivo obedece a la expulsión que sufrió el anterior fin de semana en la recta final del envite ante el Tudelano, en el minuto 84, por realizar gestos de desaprobación a una decisión del árbitro, saliendo del banquillo. A la espera de la confirmación que emita el Comité de Competición, será castigado con un partido, al igual que el futbolista.

Ninguno de los dos estará en su sitio para recibir a un conjunto cuyos dirigentes se han propuesto trasladar a mil hinchas con motivo del duelo que acogerá Anduva. Es el lema de la campaña que han lanzado esta semana con el fin de llenar el fondo norte del estadio rojillo, el que está reservado para las hinchadas visitantes.

No se trata de una entidad que acostumbre a movilizar a un elevado número de seguidores, pero dada la cercanía existente ente ambas ciudades y la importancia que adquiere el partido no solo para los locales sino también para los blanquirrojos, en el seno de este club de reciente creación quieren contar con el mayor desplazamiento de su historia.

Al precio de 20 euros (viaje más entrada) esperan tener a su favor más público que en anteriores años, cuando se dieron cita entre 400 y 500 aficionados en Miranda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos