Ejercicios y sin excederse en el peso en un parón navideño que «viene bien»

Pablo de la Torre, preparador físico, ha puesto ‘deberes’ a la plantilla para esta semana./ A. GÓMEZ
Pablo de la Torre, preparador físico, ha puesto ‘deberes’ a la plantilla para esta semana. / A. GÓMEZ

Los técnicos son «un poco flexibles, pero tampoco mucho, así que habrá trabajo para quemar rápido lo que se pueda coger estos días»

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

La primera plantilla se encuentra desde ayer de vacaciones. Pasadas las diez de la mañana fueron saliendo los jugadores de los vestuarios tras su última comparecencia en Anduva para iniciar la semana de descanso deportivo, que se prolongará hasta el día 27, el próximo miércoles, cuando a partir de las seis de la tarde todos se vestirán de corto de nuevo para reanudar los ensayos en la última semana de un año que culminará el día 30 con el amistoso fijado en El Mazo ante el Haro para compensar la buena disposición que días atrás han tenido en la localidad jarrera para ceder sus instalaciones al Mirandés.

Es un parón durante unas fechas en las que la gastronomía adquiere protagonismo en los hogares, de ahí que por más motivo, no habrá una inactividad completa, sino ‘deberes’ que seguir, esta vez, de forma individual durante este periodo de tiempo.

Desconectar sin descuidarse

«Hay que desconectar un poco, olvidarte del fútbol, estar con la familia y, eso sí, cuidarse un poco. Hay ejercicios de mantenimiento, que hoy en día se llevan como tarea hasta en el verano. Son vacaciones más para descansar la mente, sin dejar de trabajar, porque luego no hay tiempo para recuperar. Nos permiten pasarnos un poco del peso, pero tampoco mucho, no se han excedido demasiado, así que hay que quemar rápido lo que se pueda coger en las comidas. Esta vez tenemos más días para recuperar que en otros años, cuando el 3, 4 de enero estábamos ya jugando competición oficial», señalan.

El Mirandés es el líder de la clasificación y al que también le «viene bien este parón», según se señala desde la plantilla. «Al final, después de estar entrenando y jugando desde julio como estamos viene bien; otros, como el Gernika, igual te dice que no porque ha cogido una buena racha tras empezar mal. Pero es que nosotros llevamos una temporada muy regular, así que tampoco te tiene que preocupar eso de que la racha se rompa. Al estar buena parte de la temporada arriba ya no se trata de una racha. No es una dinámica de los últimos partidos, sino regularidad. Volveremos con más fuerza».

El Mirandés regresará el día 27, se ejercitará hasta el día 30 de diciembre y después, volverá la semana siguiente, después de Año Nuevo, para afrontar ya sin interrupciones el segundo y decisivo tramo del campeonato, en el que la afición rojilla tiene depositadas las esperanzas de culminar una buena campaña tras una primera mitad en la que ha dominado el Grupo II de Segunda B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos