El club y el meta Roberto rescinden el contrato para que fiche por el Sabadell

El tinerfeño Roberto Gutiérrez se desvinculó ayer del Mirandés y ya es del Sabadell.
El tinerfeño Roberto Gutiérrez se desvinculó ayer del Mirandés y ya es del Sabadell. / A. GÓMEZ

La entidad llega a un acuerdo con el tinerfeño, que era transferible y con Mesa, que hasta ayer no había pedido la carta de libertad a pesar de que el Nàstic anunció su fichaje hace varias semanas

El Mirandés va soltando lastre. La intención es hacer una limpieza de la plantilla que descendió al Mirandés a Segunda División B y quedarse solo con un puñado de efectivos, que son los que interesan a Pablo Alfaro. Tal es así que desde el club se confirmó que se había llegado a un acuerdo con el portero Roberto Gutiérrez para la rescisión del contrato que le unía a la entidad mirandesista por otra temporada más.

El tinerfeño había sido declarado transferible, de lo que se deduce que se le iba a dar todo tipo de facilidades para propiciar su salida porque Alfaro no cuenta con él. De hecho, a Sergio Pérez se ha unido el portero Limones, ex del Cartagena, así que esta declaración de intenciones dejó claro que el canario no tendría sitio en el Mirandés.

Él lo sabía y los movimientos que se han sucedido durante el actual mercado han provocado su incorporación al Sabadell, equipo de Segunda B, aunque incluido en un grupo diferente. Ayer se resolvió todo.

Al igual que con Maikel Mesa, con quien se ha producido un hecho, cuando menos, extraño. Era otro de los declarados transferibles y él manifestó su intención de dejar la disciplina del conjunto de Miranda para no jugar en Segunda B. Fue uno de los primeros que encontró destino porque hace varias semanas que el Nàstic anunció su fichaje por dos temporadas con opción a otra.

Sin embargo, y aquí estaba lo sorprendente, carecía de la carta de libertad. No se había llegado a un acuerdo para la rescisión de contrato. Nadie (el jugador o su entorno) lo había solicitado.

De hecho, ayer por la tarde, desde la entidad de Miranda se remitió un comunicado en el que se confirmaba que «el Club Deportivo Mirandés y el jugador Maikel Mesa Piñero han llegado a un acuerdo en el día de hoy (por ayer) para la finalización del contrato que vinculaba a ambas partes hasta junio de 2018».

Una vez producido el acuerdo, ya puede entrenar con el Nástic, que ha comenzado su pretemporada para preparar la campaña en Segunda. Son los dos futbolistas que han cambiado de equipo. Pedro Martín también es transferible (el Racing de Santander se ha fijado en él, pero quiere esperar a recibir ofertas de Segunda) y Hervás.

El exrojillo Cantero, al Burgos

En otro orden, el único rival que tendrá el Mirandés de Castilla y León, el Burgos, se hizo ayer con un efectivo con pasado en el Mirandés. Javi Cantero fichó por el equipo burgalesista, por lo que se medirá a su exequipo. El lateral pasó sin pena ni gloria por las filas rojillas y ahora jugará en el Grupo II de una Segunda B en la que no todos los clubes están conformes con la distribución. El Las Palmas Atlético quiere estar en el I, con los madrileños, donde se iba a incluir al Mirandés antes de confirmarse su separación de Castilla y León. Eso provocaría una redistribución de la categoría.

Fotos

Vídeos