Un clásico de Tercera en Segunda B

El conjunto rojillo entrenó ayer en Lantarón para adaptarse a la hierba artificial./ CDM
El conjunto rojillo entrenó ayer en Lantarón para adaptarse a la hierba artificial. / CDM

Izarra y Mirandés se miden 8 temporadas después tras enfrentarse en Estella en 21 partidos, 19 correspondientes a la última categoría del fútbol nacional

ÁNGEL GARRAZA

Todo un clásico de Tercera División hasta no hace muchos años se reeditará este próximo domingo en tierras navarras. Pero ahora, con ambos equipos en Segunda B después de que hayan seguido caminos diametralmente opuestos los últimos años. Mientras el Mirandés ha crecido y militado cinco temporadas en la Liga de Fútbol Profesional, el Izarra acumula, con la actual, tres consecutivas en la categoría de bronce después de ascender de Tercera en la 2014/15. Aun así, presenta un balance de doce ejercicios en Segunda B, un registro muy similar al del Mirandés (13).

La diferencia entre ambos, por lo tanto, radica en los últimos años, donde el club rojillo se ha convertido en una entidad con estructura profesional mientras que los de Estella siguen viviendo de una forma semi profesional o, simplemente, amateur.

El inicio de los duelos entre estas escuadras se remontan a la década de los 40 del siglo pasado; en concreto, al ejercicio 1946/47. Por aquel entonces, militaban en el Grupo IV de Tercera y el triunfo correspondió a los rojillos por 1-2.

A partir de ahí, se han ido sucediendo los choques hasta contabilizar, en Estella, un total de 21 emparejamientos. El balance en tierras navarras no puede ser más igualado porque constan ocho victorias del bloque mirandesista, otras tantas derrotas y cinco empates.

Siempre se ha considerado Estella, Merkatondoa, un campo difícil, de hecho eran dos equipos con tradición y ‘gallitos’, principalmente en los últimos años que ambos coincidieron en la última categoría del fútbol nacional, pero el equipo de Miranda ha podido sacar resultados positivos de allí. Con esa idea, viajará mañana.

Los partidos en Segunda B entre ambos, sin embargo, no se han prodigado mucho. Solo constan, en Estella, dos; el primero, tuvo lugar durante el curso 1990/91 en la competición del Grupo II, el que ahora también comparten. No hubo necesidad de mover el marcador porque acabó en tablas sin goles.

En 2009/10, el último duelo

La segunda y, hasta la fecha, última vez que han jugado en la división de bronce un partido fue en la temporada 2009/10. El Mirandés acababa de ascender y ponía los cimientos de lo que fue, acto seguido, el despegue de la entidad. En el Grupo I, los tres puntos viajaron para Miranda en la duodécima jornada porque los visitantes vencieron 1-2, un resultado que se ha repetido en numerosas ocasiones para alegría de la hinchada rojilla.

Antes, tuvieron lugar un buen número de encuentros: en el Grupo II de Tercera se produjeron cinco con cuatro triunfos para los locales por 4-0 y 3-1 (en tres ocasiones) en los años 50 y victoria foránea por 1-2 en la 1952/53.

En el Grupo IV de Tercera se han medido en Estella siete veces en los años 40, 50, 60 y 80 del siglo anterior. Esta última década fue la que más compromisos contabilizó: tres, con dos victorias de los de casa y un empate. Y, por último, en el Grupo XV hubo otros siete duelos en Navarra; en tres ganó el Mirandés.

Hierba artificial desde 2009

Merkatondoa es el campo del Izarra desde 1928. A lo largo de estos casi 90 años, sus instalaciones han sufrido diversas transformaciones. En 1987, el recinto sufrió una de las remodelaciones más completa con nuevo drenaje, nuevos vestuarios y tribuna y general cubierta. Dos décadas después, entre 2008 y 2009, se ampliaron las instalaciones con nuevos vestuarios, oficinas y bar y se dotó al campo de hierba artificial, césped que se estrenó en 2009. De 102 x 65 (medida oficial) su capacidad es de 3.500 espectadores.

Fotos

Vídeos