A cambiar la historia

El Mirandés acababa de ganar en El Sardinero (0-1) en septiembre y hoy busca repetir triunfo en casa ante idéntico adversario./E. C.
El Mirandés acababa de ganar en El Sardinero (0-1) en septiembre y hoy busca repetir triunfo en casa ante idéntico adversario. / E. C.

El Mirandés quiere volver a la senda de las victorias y ganar por primera vez en Anduva a un Racing al que nunca superó como local en la liga

ÁNGEL GARRAZA

Partidazo en Anduva. Así es como se define este encuentro entre el Mirandés y el Racing (Anduva, 17.00 horas) desde los dos bandos que se darán cita esta tarde y que ocupan el segundo y tercer puesto respectivamente del Grupo II antes de la disputa de la jornada 22. Los rojillos se presentan a este duelo «como lobos en busca de los tres puntos», frase que hizo pública Pablo Alfaro en su comparecencia del viernes.

No es para menos. Los hoy locales perdieron el pasado fin de semana la condición de líder que durante gran parte de la primera vuelta ostentaron en la tabla. Cayeron ante el conjunto que, a día de hoy, ocupa esa posición y lo hicieron tras sucumbir siete días antes, de forma inesperada, frente al Leioa en el mismo escenario donde ahora recibe al bloque cántabro.

Así que el primer propósito no alberga duda alguna: volver a la senda de las victorias después de cosechar dos derrotas consecutivas y de sumar solo un punto de los últimos nueve que se han puesto en juego.

El adversario es un histórico con pasado reciente en Primera División. Es el máximo representante de toda una comunidad autónoma, pero lleva ya tres temporadas en el pozo de Segunda División B. Está actualmente a solo tres puntos del Mirandés, aunque su trayectoria tampoco es digna de elogio, según lo que se traslada desde Santander.

Siempre, en la categoría de bronce, parte como el máximo favorito a quedar primero, pero su devenir liguero está lleno de altibajos y es un conjunto que tampoco acaba de explotar. A pesar de ello, se ha colocado a solo un triunfo de los rojillos. Y hoy, ambos, se ven las caras.

En un campo, Anduva, donde el Racing se ha desenvuelto a lo largo de la historia como pez en el agua (de forma casi literal en algunas ocasiones). Al menos, en el campeonato de la regularidad. Ya sea en Segunda, en Segunda B o en Tercera, el colectivo verdiblanco ha saldado todas sus visitas con victorias. Cuatro partidos han jugado y otros tantos triunfos que se fueron para la capital cántabra a la conclusión de todos esos encuentros.

El más reciente es un duelo que se tuvo que haber suspendido, pero que se jugó para cumplir la jornada 23 del curso 2014/15. Hace exactamente tres años, con Miranda inundada, temporal de nieve incluido, el equipo visitante supo adaptarse mejor a todas las circunstancias y se llevó el triunfo por 0-2 en un terreno de juego impracticable.

Ese simulacro de partido se disputó con ambos en la categoría de plata. Al igual que en el ejercicio 2012/13. El Mirandés jugó mejor, tuvo muchas más ocasiones de marcar que su oponente y en la única ocasión que los de Santander llevaron peligro, Koné transformó el gol de la victoria de un equipo visitante que se llevó el máximo premio defendiendo durante todo el choque.

Una vez se han enfrentado rojillos y blanquiverdes en Segunda B. Era la temporada 1990/91, en el Grupo II, como hoy. El Racing llegaba como líder y en un compromiso muy intenso (tanto dentro como fuera del rectángulo de juego) se llevó, de nuevo, los puntos con otro 0-1 a su favor.

La primera ocasión que los dos compartieron terreno en la competición doméstica fue en Tercera División (Grupo II). En la campaña 1947/48, los foráneos se adjudicaron los dos puntos de entonces merced al 0-2 con el que se solventó aquel envite que tuvo lugar el 28 de septiembre de 1947. En definitiva, cuatro partidos en Anduva y cuatro victorias para el Racing.

La excepción, en la Copa

El Mirandés, no obstante, sabe lo que es vencer a este adversario ante el conjunto de la hinchada mirandesista. Lo hizo en la edición de la Copa de 2011/12, la que puso en el escaparate futbolístico al club. El día 3 de enero de 2012, los jabatos ganaron por un claro 2-0 a un rival que se presentó como escuadra de Primera División. El 1-1 que, después, arrojó el encuentro de vuelta en los Campos de Sport dio la clasificación al equipo de Segunda B.

Donde mejores resultados han obtenido los rojillos ha sido a domicilio, en Santander. Sin ir más lejos esta campaña, el día 3 de septiembre de 2017, los de Alfaro se deshicieron de su rival por 0-1 con gol de Cervero desde el punto de penalti.

Al Mirandés, por lo tanto, le toca esta tarde romper rachas y estadísticas. Una victoria ante su afición supondría no solo su primer triunfo en casa a lo largo de la historia frente a este oponente sino, sobre todo, aumentar la distancia con respecto a un rival directo por la lucha para obtener el campeonato, tener a favor el ‘goal average’ entre ambos –un asunto nada baladí– y frenar la racha negativa después de las dos últimas derrotas cosechadas. Los de Alfaro quieren cambiar la historia, la más reciente del presente campeonato, y la que se mantiene con el Racing.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos