Calahorra, Gimnástica y Oviedo B serán rivales del Mirandés si se mantiene el Grupo II

El conjunto calagurritano competirá en la división de bronce en la campaña 2018/19./ E. C.
El conjunto calagurritano competirá en la división de bronce en la campaña 2018/19. / E. C.

Suben a una Segunda B que, a falta de la última eliminatoria de ascenso, ya tiene 19 equipos confirmados si persiste la última distribución

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

Solo falta una eliminatoria para confirmar los ascensos de Tercera a Segunda B. Después de que ningún equipo del Grupo II de la categoría de bronce pueda ya ascender a la LFP, a día de hoy el lote en el que ha jugado el Mirandés esta última campaña está formado por 19 conjuntos. Quedaría solo una plaza para completar el cupo de los 20 participantes después de que hayan confirmado su presencia los 'nuevos' Gimnástica de Torrelavega, Calahorra y Oviedo B.

Eso, siempre y cuando se mantenga la última configuración, lo que no es seguro porque dependerá, entre otras cuestiones, del desenlace que depare la tercera eliminatoria de ascenso de Tercera, en la que están todavía implicados tres clubes que se pueden sumar a este grupo: Durango, Portugalete y el Langreo.

Si los tres subiesen de categoría, el actual Grupo II estaría formado por 22 escuadras, por lo que habría que reestructurarlo para dejarlo en las veinte reglamentarias. Y son muchas comunidades autónomas las que tendrían solo dos representantes: Castilla y León –Mirandés y Burgos, porque el resto de castellano y leoneses integraron el Grupo I– La Rioja (UD Logroñés y Calahorra), Asturias (Sporting B y Oviedo B), Navarra (Tudelano e Izarra) y Cantabria (Racing y Gimnástica de Torrelavega).

Todas tienen dos equipos representados, salvo el País Vasco que, de momento, cuenta con nueve a la espera del final del 'play off'. Así que lo más lógico es que una comunidad que esté formada por dos clubes en Segunda B pase a integrar otro grupo.

Máxime cuando en el Grupo III, a esta fecha por ejemplo, solo se cuenta con 15 aspirantes. Se ha producido el ascenso del Mallorca y Villarreal B y Elche están todavía en condiciones de escalar al fútbol profesional.

Además de todos los ya reseñados, el Grupo II estaría formado por nueve entidades de Euskadi porque ni ha ascendido ni ha descendido ninguno, aunque se pueden sumar dentro de ocho días Portugalete y Durango. Por ahora, quienes seguro competirán en la división de bronce son los filiales de Athletic, Real y Eibar (Vitoria), Leioa, Arenas, Amorebieta, Barakaldo, Gernika y Real Unión. Seis vizcaínos, un alavés y dos guipuzcoanos.

Habría el mismo número de filiales que en esta última temporada porque si bien ha descendido a Tercera Osasuna B, su lugar estaría ocupado por el recién ascendido Oviedo B.

El exrojillo Miguel Sola

Las caras nuevas, además del segundo equipo carbayón, son la Gimnástica de Torrelavega y el Calahorra, viejos conocidos del Mirandés en pasadas campañas, principalmente el equipo riojano, con quien ha dirimido duelos siempre intensos, sobre todo en Tercera División, donde ambos eran gallitos y formaban parte de los favoritos de la territorial riojana décadas atrás.

El cuadro calagurritano, además, está dirigido por un exmirandesista: Miguel Sola. El navarro renovó en fechas recientes con los de La Planilla después de conseguir el ascenso en la eliminatoria de campeones y de quedar en primer lugar de la clasificación de forma muy holgada.

Se enfrentará con su equipo al Mirandés en una Segunda B que la próxima semana tendrá ya el cuadro completo de participantes para una campaña en la que los rojillos quieren volver a ser protagonistas y, a ser posible, ascender.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos