Hacia el bicentenario como rojillo

Rúper es uno de los capitanes del equipo rojillo./Avelino Gómez
Rúper es uno de los capitanes del equipo rojillo. / Avelino Gómez

Rúper puede entrar la próxima temporada en el grupo de jugadores que disputaron más de 200 partidos con el Mirandés al acumular ya 182

ÁNGEL GARRAZA

Es uno de los capitanes del Mirandés, que continuará la próxima campaña en la disciplina rojilla porque tiene contrato en vigor al firmar el pasado verano por dos años. Durante la competición que arrancará el próximo mes de agosto puede entrar en el selecto grupo de exmirandesistas que han jugado, al menos, 200 encuentros en las filas del equipo de Miranda. Si no surgen imprevistos, lo podrá conseguir porque acumula un total de 182 en competición oficial (Liga, Copa y fase de ascenso).

Recaló en la temporada 2012/13, la primera del Mirandés en la Liga de Fútbol Profesional. Con Carlos Pouso en el banquillo jugó 29 partidos; 20 como titular. Marcó dos goles: uno al Lugo (1-0) en Anduva y otro al Sabadell en el duelo que concluyó 2-0.

Tras jugar en Miranda se fue al Sabadell y al Jaén el siguiente ejercicio y en el 14/15 volvió al Mirandés. También en Segunda, su presencia se contabilizó en 41 partidos, de los que jugó 40 en el once inicial. Otros dos tantos fueron obra suya: frente al Racing en El Sardinero (1-2) y contra el Alavés (3-0) en Anduva.

Desde que regresó en 2014, no se ha movido de Miranda. Un año después, participó en 43 duelos (40 desde el pitido inicial) mientras que en la última temporada del club rojillo en la categoría de plata intervino en 30, si bien en solo 18 lo hizo formando parte de la alineación.

Renovó el verano pasado, después de que se confirmara el descenso a Segunda B, y firmó por dos años; en el primero en la división de bronce ha sido uno de los fijos en el centro del campo dispuesto por Alfaro al jugar en 39 choques; consta solo uno menos en el bloque titular. También anotó dos tantos: en Las Gaunas (1-2) contra la UDLogroñés y frente al Izarra (4-3). Lleva seis dianas como mirandesista en un total de cinco campañas.

Tiene la oportunidad de entrar en el grupo de futbolistas que superaron los 200 choques oficiales. Quienes más veces jugaron fueron el mirandés Carlos, Carmelo Andueza y 'Chele' Grijuela, que rebasaron, con mucho, los 300 partidos en las 9 y 11 temporadas que militaron, respectivamente, en el Mirandés.

Otros, como Roberto Ochoa, no se quedaron muy lejos. El defensa central se sitúa prácticamente en los 300 durante las 8 campañas que defendió al conjunto rojillo. El jarrero integró, entre otras plantillas, la que obtuvo el ascenso a Segunda B tras el recordado 'Lemonazo'. Al igual que Pepe Uslé en 9 temporadas (8 consecutivas), tras las cuales rozó los 300 encuentros en el Mirandés.

Hay algunos más que son bicentenarios respecto a compromisos jugados con la camiseta roja del Mirandés. Aquí aparecen, asimismo, Iván Agustín, el futbolista que marcó aquel gol definitivo del ascenso y que perteneció al club en Tercera, Segunda B y Segunda; Pablo Infante, quizás el jugador más desequilibrante y decisivo que ha tenido el club, al menos en las últimas décadas y que también integró las filas del equipo en tres categorías distintas; Rodri, otrora capitán y con casi 280 encuentros en su haber como rojillo tanto en Segunda B como en Tercera; el exmediocentro Núñez, con casi 250 en siete años; César Caneda, que continúa en Segunda B, en la filas de la UDLogroñés, a sus 40 años; el vitoriano Moreno (7 temporadas), así como el portero Iban Triviño, que llegó a los 210 en sus 8 campañas como cancerbero del Mirandés y Seni II, más atrás en el tiempo, que hasta la irrupción de Pablo Infante era el máximo goleador del Mirandés con 69 dianas y que también se contabilizó su presencia en más de 200 partidos en el frente de ataque del Mirandés durante los años 80 del siglo pasado.

Veinte menos

Son los que lleva Gorka Kijera respecto a Rúper en el Mirandés. Otro de los capitanes de la plantilla suma 162 envites, por lo que también está en disposición de alcanzar el curso que viene los 200, si bien deberá jugar veinte más que los que necesita su compañero navarro.

El lateral izquierdo contabiliza cuatro temporadas y en todas ha sido el inquilino habitual en el costado zurdo. Llegó en el año 2014. Disputó 37 partidos en su primera campaña, 45 en la segunda y 39 en la tercera y última en Segunda División. Ya en Segunda B, el curso recién concluido finalizó con 41; todos los encuentros los jugó en el once inicial.

Para el resto del plantel que competirá el año que viene en la categoría de bronce con el Mirandés será su primera o segunda temporada en el club.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos