Anduva examina hoy a un irregular Mirandés

El extremo Yanis volverá hoy a la convocatoria de Alfaro tras cumplir los cuatro partidos de sanción. /Avelino Gómez
El extremo Yanis volverá hoy a la convocatoria de Alfaro tras cumplir los cuatro partidos de sanción. / Avelino Gómez

Los rojillos reciben al Vitoria con el fin de demostrar que el trabajo colectivo posibilita mejorar la faceta defensiva y superar, por fin, a un conjunto de cantera

ÁNGEL GARRAZA

Solo vale el triunfo esta tarde (Anduva, 17.00 horas) ante un rival, el Vitoria, ubicado en la plaza destinada al final de la liga a jugar la eliminatoria para no descender a Tercera. Cualquier resultado que no conlleve sumar los tres puntos será un nuevo y, en esta ocasión, más grave traspié para los rojillos por numerosas razones.

Primero, porque el Mirandés juega en casa ante su hinchada y no puede permitirse el lujo de perder más puntos como local, sobre todo ante los adversarios ubicados en la parte baja de la tabla; además, a partir de hoy, se afronta ya el último tercio del campeonato y los errores –perder hoy lo sería– ya se van a pagar muy caro porque todos los demás oponentes, principalmente los que aparecen por detrás en la tabla y quieren disputar el ‘play off’ de ascenso, aprietan cada vez más.

Por si esto no fuera suficiente, los rojillos deben lavar la pésima imagen que dejaron en Lezama, donde el Bilbao Athletic fue muy superior el pasado fin de semana durante 85 minutos ( a pesar del mal juego, a punto estuvieron de empatar en los últimos cinco), y en la segunda mitad ante el Izarra, cuando estuvieron muy cerca de perder una renta de 3-0 a favor tras un sobresaliente primer tiempo.

Anduva, por lo tanto, examina hoy a su equipo, un conjunto que hace tiempo que no ha dado el golpe de autoridad necesario para mostrar a sus adversarios que los negativos resultados cosechados en cuatro de los seis encuentros disputados en esta segunda vuelta, unido al hecho de que es el más goleado en este periodo de los veinte que forman el Grupo II, es solo una mala racha, pasajera, que cualquiera puede sufrir a lo largo de una temporada tan larga.

Dar ese golpe en la mesa supondría ganar en confianza y, a su vez, lanzar un claro mensaje a sus rivales directos. Viajó a Bilbao con ese propósito, pero el golpe se lo llevaron los de Alfaro. Cosechar hoy una quinta derrota en siete partidos del segundo tramo de competición no entra en los planes y no sería precisamente la mejor carta de presentación de un candidato al ascenso para lo que queda de temporada.

«Todos, plantilla y técnicos, estamos trabajando a diario y somos conscientes de que hay que mejorar, y bastante, la faceta defensiva», manifestaba el entrenador mirandesista en la previa de este duelo. Hoy es el momento de comprobarlo frente al único filial al que ha ganado a domicilio, dato que sirve (junto al triunfo en Anduva ante el Sporting B) para maquillar algo la preocupante trayectoria que sigue ante los equipos de cantera.

Las bajas seguras son Igor Martínez y Jaime. El primero, se había hecho con la titularidad, así que el técnico deberá buscar un sustituto para la banda derecha. Dado que uno de los posibles recambios, Jaime, está sancionado (participa poco en competición oficial) una de las alternativas puede ser que Borja regrese a ese costado después de haber jugado por dentro en las últimas citas.

Todo hace indicar que Paris no será de la partida. Lleva varias semanas renqueante y lo más probable es que hoy descanse, lo que devolverá al once inicial a Mario, con muy pocas presencias en la alineación a causa de la regularidad que ha mostrado el de Pamplona.

Y quien también puede tener asegurado volver es Yanis. Cumplido ya el castigo de cuatro partidos tras ser expulsado en Gijón, lo más probable es que se incorpore a la banda izquierda en posiciones ofensivas. Entre otras razones porque no hay un sustituto natural para ese puesto. Alfaro ha cambiado estas semanas el dibujo y ha colocado cerca de esa zona a Romero, aunque con otras funciones distintas que las propias que tiene un extremo nato, porque el sevillano no lo es.

El preparador aragonés hizo referencia a la posibilidad de introducir «savia nueva» y no es descabellado pensar que Bruno Rivada, el único que no ha jugado de la plantilla, disfrute de minutos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos