Alfaro: «Estamos como toros en lo físico y muy bien a nivel psicológico»

Pablo Alfaro vivió de forma intensa el duelo ante el Mallorca, al igual que lo hará esta tarde./ A. GÓMEZ
Pablo Alfaro vivió de forma intensa el duelo ante el Mallorca, al igual que lo hará esta tarde. / A. GÓMEZ

El entrenador rojillo pide «hacer un partido inteligente, saber lo que más conviene en cada momento y huir de la auto complacencia porque no está hecho»

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

«Pasarán muchas cosas porque somos dos equipos que tenemos muchas cualidades. De momento, lo tenemos de cara, puesto que a nivel psicológico estamos muy bien y físicamente estamos como toros; no es normal que estemos así y que finalicemos tan fuertes los partidos a estas alturas de la temporada y con esas armas vamos a ir. Soy optimista y, a la vez, cauteloso porque el Extremadura es un rival poderoso».

El técnico del Mirandés, Pablo Alfaro, realiza la siguiente lectura antes de que se dispute el encuentro de vuelta de la segunda eliminatoria por el ascenso a la LFP. ¿Cómo hay que encarar el partido de esta tarde? «Hay que ser inteligente, como en la vida porque el fútbol es el juego de la vida y hay que saber lo que más te conviene en cada momento. Los que estamos metidos en este mundillo decimos que eso es saber leer los partidos».

Y –continúa– «la mejor manera de afrontarlo es salir a ganarlo con inteligencia, con nuestras virtudes y con la seriedad que mostramos el otro día, que es nuestra seña de identidad para que seamos capaces de que Anduva sentencie, aun a sabiendas de que nos vamos a enfrentar a un muy buen rival, que está peleando como nosotros por ascender de categoría».

El entrenador rojillo hace un símil para dejar claro que el emparejamiento no está resuelto. «Es como si estuviésemos en el descanso de un partido y fuésemos ganando. Esa es la realidad. Y no acostumbras a variar mucho el planteamiento cuando vas ganando en la segunda parte». Lo importante, a su juicio, es «saber jugar un 'play off'; lo hicimos bastante bien en Almendralejo y queremos repetirlo en casa».

Si lo logra, el Mirandés estará en la final. De ahí que el de Zaragoza opte por recalcar a jugadores y afición que no hay lugar para el exceso de confianza. «Podemos tener dos grandes enemigos: el Extremadura, por un lado, y la auto complacencia nuestra. Creernos que esto está medio hecho. Y es un error. No existe otro rival y otra eliminatoria que este partido a las cuatro de la tarde», reitera antes de apuntar que «si hay premio, será al final. Que nadie venga pensando que la eliminatoria está superada porque no es así y sería un enemigo para nosotros. Y todos los rojillos tenemos que ser amigos, no enemigos».

Alfaro apela una vez más a la magia de Anduva, un feudo que sí se ha convertido en un fortín en la recta final de la campaña. «Aquí somos muy fuertes, muy pocos equipos han ganado y nadie lo hace desde enero. Desde el partido frente al Racing y fue al principio de 2018. Es nuestra fortaleza y para eso necesitamos a los del campo y a los que vengan a animar. Y en ese sentido, no vamos a tener duda ninguna».

El mister mirandesista dice «entender» el mensaje de su homólogo Juan Sabas –afirmó que no iba a volverse loco en Anduva ni asumir riesgos innecesarios desde el primer minuto– porque «si el Extremadura no encaja goles está vivo hasta el final, pero eso también me vale a mí porque si no encajo, pasamos».

Subraya que «cada uno juega sus bazas y Enric Gallego (su jugador tocado) muy mal tiene que estar para no jugar. El domingo se enfrentó a centrales de mucha experiencia y mucho presente; el nivel es alto», afirmó acerca de la poca presencia que tuvo el pichichi de Segunda B.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos