Alfaro advierte de la peligrosidad del Sanse

Alfaro advierte de la peligrosidad del Sanse

El técnico rojillo admite que el próximo rival del Mirandés «tiene mucha calidad, le gusta guardar el balón, es muy veloz y capaz de crearte muchos problemas»

ÁNGEL GARRAZA

Son equipos muy jóvenes y con mucha proyección en sus filas. Tal es así que los conjuntos nodriza que compiten en el Grupo II son los rivales que más han puesto en aprietos a los rojillos en la actual temporada en resultados y, asimismo, en juego. Y por si no fuera bastante, el adversario que se presentará mañana en Anduva, la Real Sociedad B, «es un filial muy filial», en palabras del técnico del Mirandés, Pablo Alfaro, lo que añade dificultad a la empresa por las óptimas condiciones que atesoran sus jugadores y por la motivación que para ellos supone medirse al líder de la tabla.

El entrenador aragonés lo advirtió ayer. El Sanse, como siempre se ha conocido a la segunda plantilla de la Real, «te presenta dificultades y te genera situaciones que te complican la vida, como cualquier otro filial. Los jugadores de la Real B saben que pueden ir al primer equipo porque se nutren de los futbolistas de abajo; eso les hace ser todavía más peligrosos y, además, están muy bien clasificados tras quince jornadas y esa ubicación en la tabla es porque hacen muchas cosas bien».

Acerca de las características del bloque donostiarra, revela que «le gusta tener mucho el balón, no tiene prisa, prefiere seguir cocinando la jugada en lugar de arriesgar en un pase, es un bloque veloz, aprieta muy arriba y tiene calidad y capacidad para crearte muchos problemas».

Esas son las cualidades que los locales deberán contrarrestar mañana, entre otras razones porque «en Anduva nosotros nos tenemos que hacer valer; que los rivales que vengan, en este caso el filial de la Real, sufran porque les planteemos muchas dificultades futbolísticas».

El técnico del Mirandés defiende, en este sentido, que el primer clasificado «sigue compitiendo muy bien; ganamos mucho más de lo que empatamos y perdemos», si bien acto seguido reconoce que «también nos cuesta; no somos un equipo de ganar 5-0 o 0-4, aunque en esta categoría eso no abunda». Así que –añade– «como somos conscientes de lo que hay, tenemos que competir al cien por cien».

Así fue en Las Gaunas, donde tras un buen primer periodo, en el segundo el equipo estuvo a merced de la UDLogroñés. Sabemos que no somos perfectos y que hicimos una primera parte muy completa y una segunda en la que el rival nos presentó muchas dificultades, pero supimos estar ordenados y defender, que también es otra faceta del fútbol. Y te vas con el resultado a favor, así que hay que saber sufrir, que también es muy importante».

Solo la baja de Paris

A falta de la última sesión que tendrá lugar esta mañana en el campo 2, el de Zaragoza solo cuenta con una baja segura para la cita de este domingo, la de Paris Adot al cumplir el defensa ciclo de amonestaciones. Todos los demás están disponibles, de ahí que deberá efectuar un descarte para completar la lista de los dieciocho elegidos para enfrentarse al filial txuri urdin.

Las alineaciones presentan cada fin de semana variaciones en determinados puestos (eje de la defensa, mediapunta o en banda, principalmente) y en otras demarcaciones se mantienen inalterables salvo causa mayor (lesión o sanción). El mister señala que «es verdad que hay puestos en los que hay más competencia y, al haberla, aumentan las posibilidades de rotar y hay otros que son más fijos. El equipo está funcionando y no hay excesivos cambios, aunque siempre hay alguno porque casi nunca repetimos alineación, siempre hay una variación, un matiz porque creo, además, que es bueno para la plantilla».

Es lo que se pretendió cuando se diseñó el plantel. «Que no haya muchas diferencias entre ellos, que todos se sientan importantes porque para llegar al final a buen puerto no lo podemos hacer con 13, 14 jugadores sino con 18, 19».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos